A tan solo un mes de asumir la gubernatura del estado de Hidalgo, el morenista Julio Menchaca reveló la existencia de una presunta red de corrupción en el estado, la cual involucra hasta ahora a 13 municipios y asciende hasta el momento a 500 millones de pesos desviados.

Luego de asumir el cargo en sustitución del priísta Omar Fayad, Menchaca reveló la investigación por desvío de recursos por un monto estimado inicialmente en aproximadamente 200 millones de pesos e implicaba entonces a 6 municipios, sin embargo el actual gobernador expresó que sospechaba un desfalco mayor, pues en el desvío de recursos a través de “moches y aparentes gastos para combatir el covid, pavimentar caminos y plantas de tratamiento de agua”, podrían estar implicados más presidentes municipales.

De acuerdo con la investigación realizada por el encargado de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH), Santiago Nieto Castillo, los recursos públicos estatales eran “bajados” a los municipios de forma irregular y estos entregaban el dinero a empresas fachada, contratadas por dos secretarías del gobierno estatal, durante la pasada administración.

Todo el asunto se destapó derivado de la acusación por despido injustificado que la exdirectora del DIF en el municipio de Huautla, Itzel Castillo, hizo en contra del alcalde, quien la retiró de su cargo no querer firmar una adjudicación directa por 12 mdp, lo cual reveló el presunto desvió de 26 mdp destinados tanto para la compra de insumos contra el covid como para la reestructuración de obras.

“Fueron a hacer la visita ministerial a las obras y se encontraron con que no se había construido, y qué sucede con esto, el dinero era transferido a las cuentas y después sacado con un componente adicional, pues estos recursos como eran extraordinarios no eran fiscalizados por la la Auditoría Superior de la Federación ni por Auditoría Superior del Estado de Hidalgo”, detalló Nieto.

Hasta el momento, el presunto desvío de recursos suma 522 millones de pesos, involucra a los ayuntamientos de Yahualica, Huautla, Tezontepec, Tlahuelilpan, Epazoyucan, Mineral del Monte, Nopala, Tepeji y Singuilucan y generó una investigación en contra del exsecretario de Contraloría de Hidalgo, César Román Mora Velázquez, por permitir que en la dependencia estatal laboran servidores públicos sin contar con los estudios académicos para realizar sus funciones.