En rueda de prensa, se presentó la Unidad de Inteligencia Aérea “Águila” de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC). Compuesta por seis drones Matrix 300-RTK coadyuvará en la atención de delitos así como en las labores de vigilancia, investigación y seguimiento.

Las aeronaves cuentan con cámaras de última generación, estrobos, lámparas y altavoces. Asimismo, un sistema de detección infrarroja y GPS. Su vuelo alcanza los 23 metros por segundo, con un alcance del servicio de 5 mil metros de distancia con un tiempo de vuelo máximo de 55 minutos.

Omar García Harfuch, titular de la SSC de la Ciudad de México, explicó que los dispositivos “son controlados desde dos vehículos que funcionan como unidades de control de mando móviles, desde las cuales se puede transmitir imagen hasta donde sea requerido”.  Patrullaran por toda la ciudad para poder hacer búsquedas e incluso apoyos a rescates, “como puede ser un sismo”, añadió.

Además, dijo, están equipados con “Anti-Jammer”, a fin de evitar que puedan ser robados.

En conferencia, el secretario señaló que los drones apoyaran a los Cóndores de la Ciudad de México. Asimismo, indicó que estarán a disposición de la Policía de Investigación de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.

García Harfuch señaló que los drones no van a monitorear ningún otro tipo de actividad que no sea la delictiva. Señaló que al igual que un helicóptero, tienen restricciones de vuelo que deben cumplir. “Hay lugares donde no nos permiten volar, nuestras compañeras y compañeros lo conocen bien, y el propio sistema alerta donde hay una restricción para que no pueda volar un dron”.

Luego de la exhibición de los seis helicópteros no tripulados, la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum Pardo resaltó la importancia de la ciencia y la tecnología en la Ciudad de México ante la implementación de los drones. “Es la manera de hacer ciencia con conciencia, la manera de atender la seguridad ciudadana utilizando la investigación, la inteligencia, la ciencia y la tecnología”.