La semana pasada se llevó a cabo el Foro de las Principales Economías sobre la Energía y el Clima, con la presencia de los mandatarios de las naciones participantes, a las que asistió en forma virtual el presidente López Obrador desde Palacio Nacional, con la presencia de líderes de 17 países, entre los que se encontraron el presidente Joe Biden y John Kerry, su enviado especial para el clima.

En este foro el presidente mexicano, presentó un decálogo que incluye las acciones principales que realiza el gobierno federal para hacer frente y contrarrestar el cambio climático. Entre las referidas por el Presidente de México, mencionó la modernización de 16 plantas hidroeléctricas a través de la renovación de turbinas, que tiene por objeto incrementar la producción de energía eléctrica limpia en 2 mil 85 gigawatts / hora anuales.

Señaló también la inversión de Pemex hasta por 2 mil millones de dólares, provenientes de recursos propios y de créditos internacionales a tasas especiales, a fin de reducir hasta en 98% las emisiones de gas metano en procesos de exploración y producción en la industria petrolera.

Así mismo se sumó al compromiso colectivo de las principales economías del mundo, para alcanzar en 2030 el objetivo de producir el 50% de vehículos que generen cero emisiones contaminantes, subrayando que México nacionalizó el litio, mineral estratégico en la elaboración de baterías.

Expuso que está por iniciar en Puerto Peñasco, Sonora, la instalación de un parque solar fotovoltaico con capacidad de generar mil megawatts y que hace 15 días se reunió con 17 empresas estadounidenses del sector energético, para garantizar inversiones destinadas a generar 1,854 megawatts de energía solar y eólica. Derivado de estos acuerdos, se explora la creación de parques solares en la frontera de México con Estados Unidos, así como la construcción de redes de transmisión de energía, que permitan exportar energía eléctrica a California y a otros estados de la unión americana

El mandatario destacó los avances en el propósito de alcanzar la autosuficiencia en la producción de combustibles como gasolinas, diésel y turbosina. En 2019 inició la modernización de seis refinerías, se adquirió la de Deer Park en Texas y el 2 de julio será inaugurada la de Dos Bocas en Paraíso, Tabasco, a fin de procesar en el país toda la materia prima y reducir los costos de los combustibles. Está en construcción una planta coquizadora en Tula, Hidalgo y se iniciará ya la de Salina Cruz, Oaxaca, para transformar el combustóleo en gasolinas con un impacto ambiental menor.

Mencionó que en México tiene lugar el programa de reforestación más importante del mundo: Sembrando Vida. A través de esta iniciativa 420 mil campesinos que reciben un apoyo salarial permanente, cultivan un millón de árboles frutales y maderables. La inversión anual en esta iniciativa es de 1,500 millones de dólares de presupuesto público y representa la absorción de 4 millones de toneladas anuales de dióxido de carbono.

Para terminar, les comunicó que México sostiene el compromiso de producir en 2024, cuando menos el 35% de toda la energía que consumimos en el país, a partir de fuentes limpias y renovables.

De esta forma el gobierno que tanto critican por puro resentimiento, derivado de la pérdida de privilegios inmerecidos, supera con creces los sueños húmedos que llegó a tener la derecha, que solo eran delirios, porque mientras robaban, nunca les dio tiempo de ponerse a trabajar para alcanzarlos.

Como dijo Thich Hanh, maestro Zen nacido en Vietnam: “Si vivimos en la distracción no sabemos que estamos vivos; no experimentamos plenamente la vida, porque nuestra mente y nuestro cuerpo no están en el aquí y ahora”.

Por Erika