Descartan intervención de ONU: Jueces pactan con Zaldívar “revisar” reforma judicial

Ante el paquete de reformas a las leyes internas del Poder Judicial de la Federación (PJF) presentado por la Presidencia de la República ante la Cámara de Senadores el pasado viernes 12 de marzo, la Asociación Nacional de Magistrados de Circuito y Jueces de Distrito del Poder Judicial de la Federación (Jufed) presionó hasta obtener la formación de un grupo de trabajo con el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, con el objeto de “revisar” las mencionadas reformas.

Por su parte, el ministro Zaldívar envió un mensaje mediante su cuenta de Twitter que, a manera de justificación, expresa que “En unidad con las y los juzgadores federales avanzamos hacia una #ReformaJudicial que preserve las garantías de las personas juzgadoras y consolide un mejor #PJF en beneficio de la gente. #IndependenciaJudicial”.

Se había dado a conocer que jueces y magistrados agrupados en la Jufed estaban en contacto con el Relator Especial de la ONU sobre la independencia de Magistrados y Abogados, Diego García-Sayán, para que diera seguimiento a la situación que enfrentan los juzgadores federales en México, considerada por estos como una de las “más delicadas en 25 años”, lo cual evidentemente caló fuerte para que el ministro presidente de la SCJN tomara la anterior decisión.

Una vez logrado el objetivo, la Jufed disminuyó su tono y, mediante un comunicado declaró que el diálogo establecido entre jueces y magistrados federales con el titular de la Suprema Corte no hace necesaria la intervención de organismos internacionales para lograr los ajustes que los impartidores han planteado a la iniciativa presidencial de reforma a la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación y a la Ley de Carrera Judicial del PJF.

Cabe recordar que el contacto de la Jufed con el Relator Especial García Sayán data de 2019, cuando comenzó a discutirse la ya aprobada reforma, que les valió para que se tomaran en cuenta las recomendaciones de esa agrupación y que no fueran afectados jueces y magistrados del PJF.

“Para el caso de la reciente reforma constitucional de 2020 y en virtud de que las peticiones de la Asociación fueron atendidas por las y los legisladores, no ha sido necesario solicitar un nuevo pronunciamiento al respecto”, señala la Jufed en un comunicado.

En el mensaje dirigido a jueces y magistrados señalan sentirse “atacados” por el presidente Andrés Manuel López Obrador, particularmente al juez Juan Pablo Gómez Fierro y celebran que la propia organización y el ministro presidente Arturo Zaldívar hayan salido en defensa de la división de poderes.

“En el reciente contexto de las suspensiones de amparo concedidas en relación con la Ley de la Industria Eléctrica (LIE), ha sido esta Asociación y el propio ministro presidente quienes se han hecho cargo de subrayar que el respeto a la división de poderes es un valor que debe preservarse. Finalmente, y dado que se han producido respuestas institucionales acertadas, no se ha solicitado la intervención de algún organismo internacional”, señala el mensaje de la Jufed dirigido a juzgadores.

Una de los cambios propuestos en las reformas enviadas por el gobierno federal que más preocupa a los miembros de la agrupación de juzgadores es la de otorgar poderes al Consejo de la Judicatura Federal (CJF) para tomar decisiones mediante acuerdos generales, algo que el ministro Zaldívar parece estar dispuesto a discutir al aceptar la conformación de un grupo de trabajo, encabezado por él mismo y “atender así las principales preocupaciones incorporadas al estudio”

De hecho, la Asociación reveló que ya se realizaron las dos primeras reuniones de este grupo de trabajo “para identificar en las iniciativas presentadas, las adecuaciones a su articulado que permitan ajustarlo a los estándares internacionales en materia de procedimiento de responsabilidad administrativa, medidas cautelares, recursos, readscripciones (cambio de residencia de los juzgadores), visitas extraordinarias (de inspección) y ratificaciones de magistrados y jueces en sus cargos”. Es decir que la Jufed parece querer tener el control de absolutamente todo el sistema judicial, por encima del CJF.

Es de hacer notar que, para una organización que tanto defiende la división de poderes y la considera fundamental para la democracia y la vida pública de México, están demasiado interesados en corregir la plana al Poder Legislativo y hasta intervenir en el proceso de la creación de leyes, como lo demuestran cuando agradecen el esfuerzo del presidente de la corte, Arturo Zaldívar por la apertura de un canal de comunicación con la Asociación para “lograr que las nuevas leyes orgánicas del PJF y de Carrera judicial tengan una nueva estructuración”, al tiempo que hacen un incongruente llamado a los diputados y senadores a “escuchar las propuestas que el Consejo de la Judicatura, jueces y magistrados van a presentar a la iniciativa presidencial”, mientras ellos mismos amenazan con acudir a instancias internacionales ante la respetuosa solicitud del Ejecutivo federal para investigar a uno de sus miembros.

Con información de Proceso