El gobernador de Nuevo León, Samuel García, quien en varias ocasiones ha sido mencionado como “presidenciable”, al ser una de las “cartas fuertes” del partido Movimiento Ciudadano, fue denunciado ante la Fiscalía General de la República (FGR), por la retención de recursos federales a 25 municipios de la entidad, situación que ya ha causado afectaciones en materia de seguridad y atención de ciudadanos neoleoneses.

En la denuncia, presentada por diputados locales de los partidos Acción Nacional y Revolucionario Institucional, se indica que los recursos retenidos pertenecen al ramo 33, los que “por ley no debe jinetearlos, ni guardarlos, lo que afecta a los ciudadanos de Nuevo León de manera directa, ya que algunos municipios ya no pudieron pagar la segunda semana de octubre a los trabajadores, los gastos de patrullas y ambulancias, para atender temas de seguridad o para urgencias”, dijo José Luis Garza, coordinador de la bancada en el Congreso de Nuevo León.

Y es por ello que los legisladores de los partidos que han presentado la denuncia estarán muy pendientes del seguimiento que den las autoridades de la FGR para resolver esta situación y, de manera rápida y expedita, dar inicio al juicio político contra el gobernador Samuel García, ya que, aseguró el legislador, el mandatario local quiere “poner de rodillas” a los alcaldes de la entidad para que estos cedan a su proyecto político.

Por su parte, la diputada del PRI, Marcela Guerra, comentó que “el autoritarismo, la negligencia, chantaje e ingobernabilidad con la que se conduce el Ejecutivo estatal al ordenar el embargo de las cuentas bancarias de los municipios de Apodaca, San Nicolás, Guadalupe y Juárez los somete a una situación de inoperancia”.