Comparte este Artículo

En la opinión de Elí González
@calacuayoMX

Muchas personas, sobre todo la oposición está hablando de expropiación, en el caso de las vías férreas de Coatzacoalcos a Medias Aguas en el estado de Veracruz. Por eso debemos aclararle a los mexicanos que existe un error de apreciación sobre este tema, y con este texto no se trata de confundir ni de darle la razón a una de las partes.

Las vías férreas son de la nación y por lo tanto, el estado podrá concesionarlas a un particular (para que las administre), de la misma manera, el estado podrá retirar la concesión a ese particular. Por lo tanto, el decreto que firmó el presidente, no es una expropiación, es un decreto que para efectos prácticos pone en pausa la concesión de un tramo que, en 1998, se le concesionó a Germán Larrea, uno de los personajes que se han sobre enriquecido mediante las múltiples concesiones entregadas en gobiernos del PRIAN.

Una de las empresas del empresario Germán Larrea, operara 120 km que une diversos puntos que van de Coatzacoalcos a las inmediaciones del estado de Veracruz, en Minatitlán y el Chapo, (Medias Aguas).

La ocupación temporal, mediante el mecanismo decretado, entrega a la empresa de la marina de manera “temporal”, el uso de dicho tramo. Sin embargo es necesario aclarar que el estado, tiene la facultad de ocupar las vías férreas de manera temporal o permanente, por supuesto, que tiene que haber una indemnización por el retiro temporal o permanente de la concesión, ya que existe una inversión de la empresa hasta el día 6 de mayo, concesionaria.

El decreto, NO EXPROPIACION, suspende la concesión a Ferrosur y la entrega a Ferrocarril de Istmo SA de CV, operada por la marina, para su operación en el proyecto del ferrocarril transístmico. Un proyecto muy ambicioso, que elevará sin duda, la economía mexicana, en especial el sur de nuestro país, con el corredor interoceánico.

El gobierno de México en este caso, como en todas sus acciones, ha actuado apegado a la ley y es por eso que decidieron hacer una ocupación temporal de las vías, en las qué deja muy claro el decreto, que los trenes de Ferrosur podrán seguir utilizando las vías.

Es despreciable ver como la oposición siempre suspende las obras de gobierno mediante su brazo corrupto del Poder Judicial, obras que generan cientos de miles de empleos, pero respaldan y defienden con uñas y dientes a un empresario explotador que exige la cantidad de 9,400 millones de pesos por el retiro de la concesión. La oposición no disimula su odio hacia los mexicanos y el amor al saqueo y empobrecimiento de México.

La oposición desesperada, quiere engañar a sus pocos seguidores, que esto fue una expropiación y que es un abuso gubernamental, mientras que la realidad es que los trenes de Ferrosur, siguen circulando libremente, y solo los bienes de la Nación ya regresaron a la Nación.

Lo que si debemos esperar es que el brazo delincuencial de la oposición: el Poder Judicial, ya debe estar trabajando en obligar al gobierno a pagar daños y perjuicios por terminación anticipada de la concesión. Y esto por decirlo muy sencillo, por decirlo muy light, pero lo más seguro es que un juez declarará, por la vía de amparo, la nulidad del acto, del decreto en cuestión.

Al tener un Poder Judicial enemigo de la nación, podemos hasta esperar que obliguen en ese tramo la empresa de la Marina, pagar derecho de piso o de paso, como lo hacen generalmente las bandas criminales.

Y bueno, los mexicanos ya sabemos que todo lo que el ejecutivo hace por el bien de México, un juez viene y lo cambia en favor de los saqueadores de siempre. Esperemos a ver qué pasa.

Advertisement

Por Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea Mx ¿Te gustaría participa? Puedes enviar tu opinión a contacto@sinlineamx.com