A pesar de que “hay desde luego inconformidad”, el Presidente Andrés Manuel López Obrador calificó, durante la conferencia mañanera de este lunes, que el proceso interno para elegir consejeros de Morena y el establecimiento de asambleas distritales como parte del proceso interno de Morena rumbo a su Congreso Nacional que se desarrollará en septiembre, fue una buena jornada democrática porque participaron alrededor de 2 millones 500 mil ciudadanos, pues en un proceso de transformación debe escucharse al pueblo.

“Hay desde luego inconformidad, hay que mejorar cada vez más estos procesos para que no haya violaciones, acarreos, inducción del voto, y hubo todavía ese tipo de prácticas, pero en muy pocas casillas, no se generalizó”, señaló el mandatario, al tiempo que agregó que “no es como los opositores, los conservadores, hubiesen querido”, por lo que invitó a otras fuerzas políticas a replicar un método similar para consultar a la población en lugar de decidir únicamente en las cúpulas partidarias.

“Me pasaron un reporte en la mañana y pues considero que fue una buena jornada democrática porque participaron alrededor de 2 millones 500 mil ciudadanos. Fue masiva la participación para una elección interna, además, para elegir delegados al Congreso, 2 millones 500 mil es muchísimo, porque también, muchos que no eran militantes de Morena, me informan que se inscribieron, al mismo tiempo se estaban afiliando a Morena”, señaló López Obrador al ser consultado sobre el tema.

El mandatario deseó que “ojalá así se haga en todos los partidos, que los del bloque conservador convoquen a elecciones abiertas para decidir, que no sean nada más los de arriba los que hacen los acuerdos, los enjuagues, y deciden en los restaurantes de lujo de la Ciudad de México”, y que no sea como cuando el ex presidente Felipe Calderón fue candidato por el Partido Acción Nacional (PAN), que contendió en la elección interna contra Santiago Creel y “aunque no era abierta la elección, hubo acarreos y fraude, y ya como consta en el 2006, bueno, nada más se robaron la presidencia. Y antes, históricamente, muertos, lamentablemente”.

Así mismo, López Obrador felicitó a los contendientes y a los dirigentes de Morena, pues es muy es importante la participación de la ciudadanía en procesos de éste tipo, porque no se trata de un aparato partidista, sino del pueblo, pues “hacia allá tenemos que ir, y desde luego va a haber problemas, pero el pueblo se equivoca menos y sabe distinguir bien quién conviene, quién no conviene”.

El mandatario destacó el triunfo de Rafael Barajas, El Fisgón, en su distrito, quien encabeza el Instituto de Formación Política del partido, y “ha estado ayudando en la formación de jóvenes”, ya que de lo contrario, si no hay ideales, principios o una doctrina, “no dura ningún partido porque todo es pragmatismo, todo es la lucha por el poder”.

López Obrador refirió que cuenta con una lista de empresarios, intelectuales y comunicadores opositores a los que consulta para conocer lo que exponen en redes sociales, porque “si estos están diciendo que estuvo mal, es porque estuvo bien, porque lo que es malo para ellos es bueno para nosotros. Ya ni siquiera tengo que decir: ‘tengo que ser objetivo’. No, no falla, porque están llenos de coraje”.

El Presidente reiteró que hay que ser consecuentes y no tenerle miedo al pueblo, pues no se puede transformar sin el apoyo del pueblo, y a manera de ejemplo explicó lo que sucedió en Bolivia, donde “grupos conservadores, racistas, fraguaron y llevaron a la práctica un golpe de Estado”, pero le salieron “mal los cálculos” y la población rechazó a dichos grupos.

Y es que, explicó el Jefe del Ejecutivo, de 553 centros de votaciones en los que se desarrollaron las asambleas distritales del proceso morenista, se cancelaron los resultados en 19, lo cual representa el 3.43 por ciento. Mientras que de los 300 distritos electorales federales en los que hubo votaciones el sábado y domingo, sólo se tienen que anular cinco, es decir, tan sólo el 1.6 por ciento, por lo que los actos de violencia reportados en redes sociales y medios de información definitivamente no fueron generalizados.

“No fue así; hubieron diferencias, también si la violencia se concibe de manera amplia, que debería concebirse así, los insultos también son violencia, y empujones y otras cosas. Hay algunos que no salieron, también hay inconformidad por eso, pero es que se le tiene que tener confianza a la gente y el pueblo manda, y ayuda mucho como lección el que no estén pensando que si están nada más en la red, ya con eso. Sí es importante las campañas por aire, pero son más importantes las campañas a ras de tierra, y es la gente la que decide”, concluyó.

Advertisement