En su charla sabatina en sus redes sociales, el canciller Marcelo Ebrard salió en defensa de la reforma electoral que impulsa el presidente Andrés Manuel López Obrador. El secretario de Relaciones Exteriores aclaró que, contrario a lo que afirma la oposición, la propuesta del mandatario federal no busca desaparecer al Instituto Nacional Electoral (INE) ni quitarle su autonomía.

Durante su segunda edición de “DiChelo”, el Canciller Ebrard sostuvo que existe toda una campaña sobre la reforma electoral, sin embargo aclaró algunos puntos como la transformación del INE al Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC).

“Ha habido toda una campaña, muchos debates. En primer lugar, no desaparece el Instituto Electoral, sino que se transforma, ahora se va a llamar Instituto Nacional de Elecciones y Consultas. Va a seguir siendo autónomo, no se pretende que sea dependiente del gobierno, sino que sea autónomo, que sea independiente”, comentó el canciller.

Entre otros puntos, sostuvo que el tema del financiamiento público a partidos políticos es uno de los temas que menos le gusta a los institutos: “El financiamiento público a los partidos políticos, esto es de lo más importante de esta reforma. Lo que gastamos los contribuyentes a los partidos políticos se reduce de manera importante, claro que esto no le gusta en general a los partidos políticos, no les gusta”.

Marcelo Ebrard explicó: “Es importante que se los comente yo porque sí he visto muchos debates como si se fuese a desaparecer al INE o como si se le fuese a quitar su autonomía, cosas, ambas, son falsas. Así ya tienen un panorama”.

El canciller sostuvo que la reforma electoral del presidente López Obrador plantea un ahorro de aproximadamente 10 mil millones de pesos que serían utilizados en becas, sistema educativo y las pensiones de adultos mayores.