CFE desmiente a autoridades de Tamaulipas; presenta video de incendio que generó apagón nacional

La CFE publicó un video en el que se muestra la veracidad del incendio, y así da respuesta al gobierno de Tamaulipas y a medios de comunicación que acusaban al incendio de ser falso.
En dicho video se demostró que el incendio afectó las líneas de transmisión y originó el apagón masivo del pasado lunes 28 de diciembre, lo que afectó las líneas de transmisión Güémez-Lajas.

Y para no variar, medios de comunicación y el gobierno de Tamaulipas acusaron de falso el oficio presentado ayer por la CFE, en el que se explicó que, de acuerdo a Protección Civil del estado, sucedió un incendio que detonó el mega apagón.

Pedro Granados, coordinador estatal de Protección Civil de Tamaulipas, señaló que el oficio mostrado durante la conferencia virtual de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en el cual se puntualiza que por un incendio en un pastizal del municipio de Padilla se dañaron las líneas de transmisión de la paraestatal, es apócrifo. Su argumento fue que el documento carece de los sellos correspondientes y aseguró que el número de folio no es real.

De acuerdo con información de la CFE, el incendio entre Tamaulipas y Nuevo León, desencadenó una secuencia de eventos que provocó la falla de energía. Pues se produjo una alta interacción entre los productores de energías renovables y las dos líneas de transmisión que estaban fuera de servicio por el incendio.

El propio titular de la CFE, Manuel Bartlett, señaló que la falla fue ocasionada por un incendio que se manifestó en el municipio de Padilla, Tamaulipas, el cual afectó dos líneas de transmisión entre Linares y Ciudad Victoria, desencadenando un problema en otras tres líneas: dos entre Mazatlán y Tepic y una entre Durango y Fresnillo.

Un incendio en 30 hectáreas de pastizales en el municipio de Padilla, Tamaulipas (por los efectos del Frente Frío número 23) provocó la salida de operación de dos líneas de transmisión en 400 kV, ubicadas entre Ciudad Victoria, Tamaulipas y Linares, Nuevo León (donde se encuentran las subestaciones Lajas y Güémez), lo que originó el desbalance en el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) que dejó sin suministro eléctrico a 10.3 millones de usuarios en el país.

Debido a este incidente, se activaron los sistemas de Protección del Sistema Eléctrico que interrumpió el suministro eléctrico en la Zona de Nuevo León. Sin embargo, la demanda mínima media de invierno del Sistema y la máxima integración histórica de generación renovable variable de 28.13 por ciento debilitaron el Sistema, explicó en conferencia de prensa Noé Peña Silva, director corporativo de Transmisión de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Al momento de la falla, operaron con precisión los sistemas de protección de la CFE para salvaguardar la red y evitar que más usuarios se quedaran sin energía eléctrica, pero al variar la frecuencia en rangos peligrosos por la oscilación del sistema y con un alto porcentaje de energías intermitentes en la red, se perdió la confiabilidad del Sistema Interconectado Nacional, detalló Carlos Meléndez, director general del Centro Nacional de Control de Energía (CENACE).

Ante este escenario, Carlos Meléndez informó que se tomarán las acciones conducentes para garantizar la Confiabilidad y Seguridad del suministro eléctrico a todos los ciudadanos.

En tanto, Mario Morales Vielmas, presidente de la Comisión Directiva de Planeación Estratégica de la CFE, explicó que debido al número excesivo de permisos otorgados de generación renovable intermitente, una falla que pudo ser aislada por la red aérea de transmisión, generó una condición de inestabilidad, a causa de la alta penetración del 28.13% de generación renovable intermitente, en demanda mínima por el invierno. “No hay ningún país o sistema eléctrico en el mundo que tenga penetración del 28.13% sin tener una gran capacidad de generación flexible que permita mantener condiciones estables de un sistema eléctrico”, puntualizó.

Con información de CFE