Debido al buen manejar de las finanzas públicas durante la presente administración, la política de autosuficiencia alimentaria y energética y diversos factors internacionales, el magnate Carlos Slim pronostica una etapa de crecimiento económico para México semejante al que se vivió entre 1952 y 1970.

“Las finanzas públicas están sanas y van a quedar sanas hasta el fin de este gobierno, eso es importante”, dijo el dueño de Grupo Carso, durante la firma de un convenio de colaboración entre la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Algunos de los factores que permiten prever que vienen buenos tiempos en lo económico para nuestro país son el aumento en la producción de petróleo, que se había caído en 3 millones 200 mil barriles, el encarecimiento del transporte a nivel internacional, la separación entre los gobiernos de Estados Unidos y China y el acuerdo comercial de Norteamérica.

“Lo que yo veo para todos ustedes es un México boyante, con crecimiento sostenido, con muchas oportunidades de generación de empleo y actividades económicas, ya se empezó a dar y se empezó a dar porque los Estados Unidos, que durante 20 años dependieron de China, traen una confrontación económica y esa producción, que importaba de allá, ahora la va a tener que producir acá”, dijo a los estudiantes reunidos en el evento.

“Estoy convencido que los próximos años van a ser de mucho trabajo, de muchas oportunidades y que para México le espera, ojalá y no nos volvamos a equivocar como ya van seis o siete veces y que podamos hacerlo bien hecho”, advirtió.

Y es por eso que invitó a los estudiantes a no desaprovechar las oportunidades que se están presentando.