La escritora Anabel Hernández, quien en el pasado fue verdadera víctima de la censura, al grado de verse obligada a huir del país por supuestas amenazas contra su vida, acusa al gobierno del presidente López Obrador< de censura por la cancelación de las presentaciones del libro de Elena Chávez, "El Rey del Cash" en diversas empresas privadas, debidas a la actuación de las fuerzas del mercado, pues la baja aceptación del texto, los distribuidores de libros han perdido interés en realizar los eventos. Hernández, quien escribió el prólogo del libro, aseguró que ni aún con los libros "incómodos" al poder presidencial que ha escrito, había sido testigo de la supuesta censura que en el país ejercen en contra de los medios de comunicación, periodistas y librerías para impedir la presentación del libro El Rey del Cash, de Elena Chávez. Y es que a pesar de la muy amplia publicidad que el escrito ha recibido por parte de políticos, columnistas y periodistas opositores a la actual administración, la realidad es que no ha despertado gran interés entre el público, además de que el hecho de que fuera distribuido gratuitamente en redes sociales, dio como resultado muy bajas ventas, por lo que lugares como el World Trade Center, la librería el Sótano y el Hotel Camino Real cancelaron la presentación programada. Sin embargo Anabel Hernández, fiel a su estilo, acusó sin pruebas a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) de acosar a las empresas que le han cancelado y al gobierno de recurrir a los "típicos telefonazos desde la presidencia".

“La tipología de censura que está sufriendo el libro del Rey del Cash a mí me parece que entre todas las tipologías de censura es muy muy grave y muy preocupante que entidades tan importantes como el WTC, como la librería del Sótano, como el Hotel Camino Real (cancelen la presentación)”, dijo Hernández en rueda de prensa, acompañada de Elena Chávez.

“Me preocupa el clima de linchamiento que hay desde Palacio Nacional. ¿Ahora es más peligroso hablar del presidente de la República, ir a un foro, que hablar de los Carteles de la Droga? ¿De verdad ese es el país que vivimos?”, preguntó en una falaz extrapolación del tema.

“A los presidentes de la República en este país no les gusta el periodismo libre. A los presidentes de la República de este país, ya sean del PAN, del PRI o este señor de Morena, no les guste que los cuestionemos. Lo sentimos mucho, pero hay que cuestionar cuando las cosas no son correctas. Los periodistas no estamos para aplaudir, para hacer caravanas, para obedecer al tlatoani en turno, estamos aquí para cuestionar al poder”, continuó.

“Esperamos que el poder no mande personas a reventar eventos, que no mande a provocadores, porque eso sí sería una situación muy grave”, dijo, refiriéndose al siguiente evento que no le han cancelado.