Carlos Bremer venderá la casa de Zhenli Ye Gon para seguir apoyando al deporte mexicano

En una ceremonia sencilla en Palacio Nacional, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador entregó los reconocimientos y apoyos monetarios a los deportistas que participaron en los Juegos Panamericanos en Lima
2019.
Ahí, el presidente López Obrador informó que este apoyo es gracias a la venta de bienes en inmuebles recuperados al crimen organizado o delincuencia de cuello blanco y agradeció al empresario regiomontano, Carlos Bremer, quien compró la casa en 102 millones de pesos.

“Me tocaba a mí poner mi granito de arena y los héroes son ellos”

Entre aplausos y porras, el empresario aseguró que no podía dejar que la iniciativa del Gobierno de México y para ayudar a los atletas se decidió a comprar la famosa mansión de Las Lomas.

Se venderá la casa para seguir apoyando al deporte mexicano.

El empresario Carlos Bremer, dueño de Grupo Value y mecenas de deportistas como Saúl “El Canelo” Álvarez, dijo que venderá que le compró al gobierno de México y que era propiedad del chino mexicano Zhenli Ye Gon, para obtener más recursos para seguir impulsando el deporte en México.

“Quizás venderla para seguir apoyando al deporte. Eso sí quiero hacer, quisiera ayudar a todos los deportistas, o a los medallistas en Tokio para que vayan, a ver quién, pero tratar de rescatar lo más posible, sin ganar, y tratar de hacer uno que otro proyecto”

Carlos Bremer dijo a los medios que se inscribió un día antes de que el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado cerrara la convocatoria. En su bolsa sólo llevaba 100 millones de pesos para la puja, pero al final se arriesgó con otros dos millones extra y habría estado dispuesto a dar hasta 103 millones de pesos.

“Me inscribí faltando una hora para el registro. Yo ya iba a restos porque tenía 100, pero pues dije 102, a ver qué pasa, 103 hubiera dado más”

A pregunta de la prensa si había recibido amenazas de Zhenli Ye Gon contestó que ha recibido “indirectas” por parte del abogado de Ye Gon, quien afirma que la lujosa casa de Las Lomas aún le pertenece a su cliente. El empresario regiomontano aseguró que no conoce a ninguno de los dos y negó sentir miedo de amenazas, porque su única intención es ayudar a los deportistas mexicanos.

“Si esto es lo último que hago en mi vida, me voy contento”, manifestó.

.