Calderón: el miserable del que hablaba Aristóteles

Por: @danielmterres

Aristóteles define como miserable a aquella persona que no se ruboriza del mal que hace. El filósofo griego deja en claro que en ningún modo la vergüenza es una virtud –pues es lo menos que se puede sentir ante una falta–, y por ello menciona que uno tiene el deber de avergonzarse por ello.

Por increíble que parezca –trazados y fraguados, además, en una suerte completamente ajena a su ejercicio político– durante el sexenio de Felipe Calderón ocurrieron únicamente 4 logros perdurables en la nación: la medalla de oro en la final de futbol de los Juegos Olímpicos de Londres 2012; el primer lugar en el concurso Miss Universo en 2010, y nuestro doble ingreso al libro de récord Guinness por la “Zombie Walk México” y por congregar a la mayor cantidad de personas bailando juntas el tema “Thriller” de Michael Jackson.

Desde consumar un fraude electoral para usurpar la presidencia y tan solo 10 días después –porfiado a una serie de malos cálculos, que por fríos y crueles devinieron en una crisis humanitaria– declarar la guerra al narcotráfico, pasando por el fracasado Proyecto Aceite Terciario del Golfo –conocido como proyecto Chicontepec que ha generado pérdidas por más de 18 mil millones de pesos–; el caso de la Guardería ABC; el casino Royal; incontables cadáveres de jóvenes (Villas de Salvacar; “Armados hasta los dientes”); cadáveres de migrantes (San Fernando, Tamaulipas; numerosas fosas clandestinas); la Estela de luz (hoy confirmado un fraude por 447 millones de pesos) hasta García Luna, su mano derecha y secretario de Seguridad pública durante su sexenio, actualmente detenido por sus presuntos nexos con el cartel de Sinaloa, sin lugar a dudas, el sexenio de Felipe Calderón es la representación política más siniestra de la historia reciente de nuestro país.

Incomprensiblemente, Calderón ha decidido permanecer políticamente activo, y sin embargo, apenas el día de ayer se dio a conocer la noticia de que su grupo denominado México Libre, ha sido multado por el INE por la detección de aportaciones de personas no identificadas y de entes prohibidos.

Calderón, el miserable del que hablaba Aristóteles, dedica su tiempo al uso de su cuenta de Twitter. La vergüenza puede restringir lo que la ley no prohíbe. Escribió Séneca.

Daniel Miranda Terrés.
Asesor político. Escritor. Autor de los libros: Pan: el dios del miedo (Ediciones Simiente. Premio Nacional de Poesía Clemencia Isaura 2015); Anatomía del fracaso (Mantis Editores. Premio Nacional de Poesía Bartolomé Delgado de León 2015); El libro de la enfermedad (Ediciones Cuadrivio. Premio Internacional de Poesía Ramón Iván Suárez Caamal 2016). Un hombre lleno de incertidumbres y trastes sucios (Premio Nacional de Poesía Ignacio Manuel Altamirano 2019). Actualmente es becario del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes FONCA, Jóvenes Creadores, en la especialidad de Poesía.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea

error: Content is protected !!