Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que la refinería Olmeca ubicada en Paraíso, Tabasco, ya estará trabajando a toda su capacidad a mediados de 2023.

El mandatario explicó en su conferencia de prensa, que ya está en marcha la integración de la planta con apoyo de los trabajadores y empresas involucradas como ICA y Samsung. Y en busca de la autosuficiencia energética de México, Dos Bocas producirá sus primeros barriles en 2023.

“Está en una fase de integración, está en un periodo de prueba pero yo espero que el año próximo ya esté produciendo a toda su capacidad, que podamos tenerla a más tardar a mediados del año próximo, pero tenemos tiempo para que antes de terminar vamos a tener como un año para estarla operando”, dijo.

Desde Palacio Nacional, el mandatario recordó que la refinería de Dos Bocas tendrá la capacidad de procesar 340 mil barriles diarios, con lo que se busca lograr la autosuficiencia energética del país. Sin embargo, este objetivo se logrará hasta el próximo año y no en diciembre de 2022 como originalmente se había asegurado la secretaria de energía, Rocío Nahle, quien aseguró que el primer barril se produciría en el mes de diciembre.

“Yo voy a una evaluación el 23 de diciembre, a lo mejor a eso se refirió. ¿De este? Ojalá, brincos diera. Yo tengo la información que vamos a ver cómo va el trabajo de integración el día 23”, agregó.

El presidente López Obrador celebró que esté a punto de terminarse el proyecto porque si se hubieran retrasado las obras habrían podido hasta duplicar su costo. Cabe recordar que esta obra tuvo una inversión total de aproximadamente 11 mil millones de dólares.

“Le vamos a dejar al país una infraestructura que no tenía, es tan importante esto que en lo que menos nos pega la inflación es en energéticos, porque todo lo que vaya dirigido a la autosuficiencia alimentaria, energética es lo que debe tener prioridad, producir en México lo que consumimos”, puntualizó.

También recordó que se están comprando plantas privadas al interior de las refinerías y se están construyendo dos coquizadoras para que el próximo año se incremente la producción de combustibles.

“Vamos a estar difundiendo la magnitud de estas obras, nos permitió darle empleo a 30 mil obreros, lo que significó que ahora son los que están trabajando, esos obreros porque ya no se requieren tantos y cuando empiece a operar pues son mil 200 técnicos, los que van a operarla, que ya están trabajando, muchos de los trabajadores están en Salina Cruz, otros se fueron al Tren Maya”.

Con información de Milenio.

Advertisement