Durante la conferencia mañanera, el Presidente Andrés Manuel López Obrador acusó a la red social Twitter por estar plagada de cuentas automatizadas, utilizadas para “inflar” a algunos personajes, creando una percepción irreal de popularidad o influencia, siendo esta práctica muy “deshonesta, sin ética”.

Por eso, el mandatario expresó su confianza en que el multimillonario Elon Musk, al adquirir la plataforma, tome como uno de sus objetivos desarticular esta insana práctica, además de que el titular del Ejecutivo invitó a los periodistas presentes a investigar la tendencia o ideología política de quienes representan a Twitter en México, pues existe la sospecha generalizada en la población de que se trata de personas ligadas a la oposición conservadora.

“Ahora que este señor compró Twitter ojalá y lo libere porque ya Twitter estaba o está tomado por quienes manejan granjas de bots (…), es instrumento de información fundamental, importantísimo, pero ya estaba bajo control del conservadurismo y del poder económico de mafias”, acusó.

“Entonces vamos a seguir adelante, vamos a esperar a ver cómo van a limpiar Twitter, dicen que ya se va a liberar la paloma, ¿es una palomita?, mientras no sea una chachalaca o una guacamaya convertida en zopilota”, bromeó.

En el mismo sentido, el Presidente reprobó la censura en contra del expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, a quien le fue cancelada su cuenta de Twitter, porque “no debe permitirse la censura, una cosa es que se manipule, el que no haya ética y otra cosa es por vivir la expresión libre de cada ciudadano”.

En ese momento, López Obrador aprovechó para hacerle un reclamo amistoso y de buena voluntad al ex mandatario norteamericano, pues Trump no tenía que meterse, “se lanzó a favor de Bolsonaro y en contra de Lula, diciendo que Lula era un peligro para Brasil, llamando a votar por Bolsonaro”.

“Pero el pueblo brasileño está muy consiente, bendito pueblo, porque les va a ir muy bien, va haber igualdad, humanismo, estamos muy contentos y además, es un ejemplo porque el presidente Bolsonaro guardó silencio, se quedó callado”, finalizó.