De acuerdo con el informe presentado esta mañana por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, la estimación adelantada del PIB indica que las actividades primarias avanzó 1.8%; el de las terciarias, 1.2% y el de las secundarias 0.9% en el tercer trimestre de 2022. A tasa anual durante el trimestre de julio a septiembre de 2022, el PIB tuvo un crecimiento real de 4.3%.

Por actividad económica, el aumento fue de 3.5% en las actividades primarias, de 4% en actividades secundarias y de 4.3% en las terciarias.

En los primeros nueve meses de 2022 el PIB creció 2.7% a tasa anual. El Inegi recordó que estas son estimaciones oportunas, o adelantadas, y podrían cambiar respecto a las cifras generadas para el PIB trimestral tradicional, las cuales se publicarán el próximo 25 de noviembre de 2022.

El dato sorprendió a los mercados, especialmente cuando el estimado se manejaba alrededor del 2.4% para todo el año de 2022, pero después del crecimiento reportado por la actividad económica que alcanzó 4.7% en términos anuales, era de esperarse que el crecimiento del Producto Interno Bruto no fuera tan lejano a esta.

A este datos se suman a la cifras del empleo formal que indican un incremento de más de un millón de plazas de trabajo registradas en el IMSS a partir de las que existían antes de la pandemia, alcanzando los 21 millones 625 mil, cuando antes de la pandemia eran 20 millones 614 mil.

Por otro lado, el valor del dólar se ubicó en 19.80 pesos al cierre de la semana pasada, en su mejor nivel del mes, reportando una revaluación de 3.6% contra el valor que tenía a finales del gobierno anterior, en noviembre de 2018, manteniendo su fortaleza durante los últimos 4 años.