Sindicato Mexicano De Electricistas

AMLO y Trump: Dos diferentes formas de gobernar

“Si no sabes en qué dirección se afloja o aprieta un tornillo, recuerda: la derecha oprime, la izquierda libera”

@_BarbaraCabrera

Mientras dilucidaba y comenzaba a redactar el tema para iniciar la temporada 2020 de Nornilandia surge un asunto el cual es imprescindible no perder de vista: las desquiciadas decisiones de Donald Trump que contribuyen a generar un panorama mundial ríspido, una de ellas fue mandar matar a Qasem Soleimani, comandante de la fuerza élite Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán. Los iranís respondieron con un ataque de misiles a dos bases de Estados Unidos en Irak.

Sería estupendo que dicha situación se tratara únicamente de oprimir el botón rojo que Trump tiene sobre su escritorio en el despacho oval de la Casa Blanca el cual sirve para llamar a un mayordomo para que le traiga, por ejemplo, una Coca Cola Light. Desafortunadamente no es así, y algunos ya hablan de una tercera guerra mundial. Donald es ese personaje al que tal vez recuerden por haber llegado a la presidencia de Estados Unidos impulsado por las Fake News, el cual pretende reelegirse a pesar de estar sujeto al impeachment, es decir, a un proceso de destitución. Y lo más reciente, luego del ataque con misiles del que les hablé, Trump asegura que ‘todo está bien’. ¿Es en serio? No se olvide, Donald se ha caracterizado por ser un hombre espectáculo y Trump es reflejo de ese ardid desde la Casa Blanca.

Dicho lo anterior, ahora hablemos de nosotros. De nuestro querido México y su cambio de régimen.

Da comienzo 2020. El que acabamos de dejar atrás –el 2019- fue de cambios y transformaciones. Este tendrá que ser de consolidación de aquello por lo que tantos años hemos luchado: transformar este país. Rescatar a México de los resquicios neoliberales que lo dañaron y llevaron a vivir una de las épocas más oscuras y siniestras de la historia contemporánea, a la que la ridícula oposición y borolistas –por ignorancia o conveniencia- anhelan regresar ¡olvídenlo! Este país ya cambió y estamos en proceso de la Cuarta Transformación.

Hagamos un recuento de algunos de los logros obtenidos:

  • Se da atención especial a los pueblos indígenas y preferencia en los programas y proyectos gubernamentales.
  • Se atiende a todos los mexicanos bajo el principio de que, por el bien de todos, primero los pobres.
  • Mediante el Programa de Apoyo para el Bienestar de Niñas y Niños, hijos de madres trabajadoras, verificadas con un censo, ya reciben apoyo directo.
  • Entrega de becas educativas a estudiantes de nivel básico que provengan de familias de escasos recursos, esto es el Programa Becas para el Bienestar Benito Juárez.
  • Programa Beca Universal para Estudiantes de Educación Media Superior.
  • Implementación del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro.
  • Se han puesto en funcionamiento las Universidades para el Bienestar Benito Juárez García.
  • Otorgamiento de becas para la investigación científica y tecnológica. El CONACYT coordinará el Plan Nacional para la innovación.
  • Se canceló la mal llamada reforma educativa.
  • Se implementó un plan para apoyar a los damnificados de los sismos con acciones de reconstrucción, trabajo y provisión de servicios públicos.
  • En marcha un programa de mejoramiento urbano en colonias marginadas de la frontera norte.
  • Se creó el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) para garantizar a todos los mexicanos la atención médica y medicamentos gratuitos.
  • Se bajó el sueldo a los altos funcionarios y se aumentó a los trabajadores que ganaban menos de 20 mil pesos al mes.
  • Se aumentó la pensión a los adultos mayores en todo el país.
  • Está en marcha el programa Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad Permanente.
  • Se construye, con trabajadores locales, caminos de concreto en municipios olvidaos de Oaxaca, Guerrero y otros Estados con el fin de reactivar la economía.
  • Se otorga un apoyo económico semestral para la siembra de alimentos a pequeños productores.
  • Se establecen precios de garantía para la compra de maíz, frijol, arroz, trigo y leche en los almacenes de Diconsa y Liconsa.
  • Implementación del Programa Sembrando Vida, que ha llegado a 400 comunidades y 4,000 ejidos distribuidos en 8 entidades.
  • Se otorgan créditos a la palabra y sin intereses para la adquisición de novillonas, vacas y sementales.
  • Se otorgan créditos a la palabra a artesanos, dueños de talleres y pequeñas tiendas a través del Programa Tandas para el Bienestar.
  • No se ha aumentado el precio de las gasolinas, gas, diésel y luz más allá de la inflación.
  • Todos los recursos que entrega el gobierno federal mediante los programas sociales, llegan directamente a los beneficiarios, sin intermediarios.
  • Creación del Banco del Bienestar para llegar hasta las comunidades más apartadas y de escasos recursos.
  • Se respeta la autonomía del Banco de México, a fin de evitar la inflación y la devaluación.
  • Se sigue una política de austeridad republicana y de transparencia acerca del patrimonio de los funcionarios del gabinete. Ya existe la Ley Federal de Austeridad Republicana.
  • Se redujo considerablemente el gasto en publicidad del gobierno.
  • Se eliminó la seguridad personal para funcionarios que no lo necesiten, solamente los encargados de la seguridad pública cuentan con escoltas.
  • Se han eliminado todas las partidas presupuestarias destinadas a gastos superfluos, como los gastos en vestuario y protocolo destinados al presidente, colaboradores y familiares.
  • No se contratan despachos para la elaboración de proyectos legislativos u otros documentos que puedan ser elaborados por los servidores públicos.
  • Está en proceso la reubicación de secretarías del gobierno federal a diferentes estados, se hace de manera voluntaria y sin afectar a los trabajadores.
  • Se abrieron las puertas de Los Pinos a los mexicanos, el lugar que se ha convertido en un complejo cultural desde el 1 de diciembre de 2018.
  • Se eliminó el Estado Mayor Presidencial y el CISEN.
  • Se puso a la venta el avión presidencial y una flotilla de aeronaves.
  • Se eliminó la pensión y servicios de funcionarios a ex presidentes.
  • Se anunció y presentó el proyecto para la construcción del Tren Maya.
  • Se detuvo el desmantelamiento de la Comisión Federal de Electricidad.
  • Se ha iniciado la construcción del Aeropuerto General Felipe Ángeles y se canceló Texcoco.
  • Se implementó el Programa de la Zona Libre de la Frontera Norte.
  • Se fijó el salario mínimo por encima de la inflación.
  • Se creó la Guardia Nacional para garantizar la seguridad pública en el país.
  • Se lleva a cabo una reunión diaria con el Gabinete de Seguridad.
  • Liberación de presos políticos y víctimas de represalias del poder.
  • Se instaló la Comisión de la Verdad para investigar a fondo la desaparición de los jóvenes de Ayotzinapa.
  • Se respeta la libertad de expresión, no se censura a periodistas o medios de comunicación, de lunes a viernes a las 7 de la mañana el Presidente encabeza una conferencia de prensa, que son libres y abiertas a todos los medios.
  • La Fiscalía General cuenta con absoluta autonomía.
  • Se respetan los principios constitucionales de autodeterminación de los pueblos, no intervención y solución pacífica de controversias.
  • Se creó el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado.
  • El Presidente de México recorre constantemente los municipios y estados para resolver problemáticas y evaluar avances.

2019 fue el año en que comenzaron a caer los corruptos, algunos de ellos en prisión y otros prófugos a los que esperamos pronto atrapen. En dicho listado destacan Emilio Lozoya y madre; Juan Collado, Carlos Romero Deschamps, Rosario Robles Berlanga, Jorge Winckler Orti, Eduardo Medina Mora, Miguel Ángel Lozada Aguilar y Genaro García Luna.

Y los que se sumen en 2020 ¿No es así Martha Sahagún, Enrique Peña Nieto, Miguel Ángel Osorio Chong, Enrique Ochoa Reza y Comandante Borolas alias Felipe Calderón? Solo por mencionar a algunos.

Sin duda 2020 será un año en que hay que tener las convicciones bien puestas, las ideas necesarias y las acciones dispuestas. No permitamos que la oposición tóxica que canaliza su energía en criticar sin argumentos y propagar Fake News se imponga.

Vivamos y seamos contribuyentes para consolidar los nuevos tiempos de México. Disfrutemos los logros alcanzados derivados de años de lucha. El momento es idóneo y el poder, así como el acompañamiento ciudadano son determinantes para conducir la Cuarta Transformación de México planteada y liderada por el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Es todo por hoy.

¡Hasta la próxima Nornilandia!

Bárbara Cabrera

Escritora. Investigócrata. Columnista. Divulgadora del conocimiento, quien está entre letras, con su café y a un tweet de distancia.