Al reiterar que Pedro Castillo, presidente legalmente electo de Perú “es un hombre bueno, esa es mi impresión, no es de malas entrañas, y quiere el bien para Perú, para los pobres de Perú que siempre han sido olvidados”, el Presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó, durante la conferencia mañanera, que Castillo no está solo, por lo que recibirá fuerte apoyo del gobierno mexicano, aunque siempre respetando la autodeterminación de los pueblos.

Pero al mismo tiempo, criticó que el escritor peruano Mario Vargas Llosa no está apoyando a Castillo, pues manifiesta su respaldo a opositores en ese país y en Chile: “Me gustaría que Vargas Llosa estuviera defendiendo la democracia de Perú, porque aunque no se tenga simpatía o afinidad en lo político, y lo ideológico, por encima de todo está la democracia”.

El mandatario mexicano aclaró que Pedro Castillo solicitó el apoyo de México para contrarrestar las resistencias conservadoras que le impiden gobernar su país, en respuesta a lo cual que viajaron en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O; la subsecretaria de Bienestar, Ariadna Montiel; y la encargada de cooperación internacional de la Secretaría Relaciones Exteriores.

“Estuvieron allá y ofrecimos ayudar con combustible, se ofrecieron vacunas, ya la verdad tienen vacunas y en el caso de combustible nos plantearon de que tienen el gas que están saliendo. Lo que les importó más fue la cuestión social, el programa adultos mayores, de cómo implementarlo en el Perú”, explicó López Obrador.

Además, el Presidente mexicano señaló que estará pendiente por las agresiones perpetradas por la oposición peruana que ha sido dirigida incluso a militares.

“Fuimos allá , una representación del gobierno de México, fue el secretario de Hacienda porque eso fue lo que le planteé, así como quienes manejan los programas de bienestar”.

“Fue un avión de la fuerza aérea con dos funcionarios más: la subsecretaria de Bienestar y una responsable de la secretaría de Relaciones Exteriores”.

“Vamos a estar pendientes , decirle a él que no está solo, también a nuestros hermanos peruanos.

“Quienes llevan a cabo estos actos de subversión no están pensando que se afectan los pueblos, (que se genera) más pobreza , más sufrimiento del pueblo.

“En qué cabeza cabe quitar a un presidente a dos meses, sólo por la rabia conservadora, por los intereses de las minorías”.

Con información de La Jornada