Luego de leer su carta de renuncia, la hasta hoy secretaria de Economía, Tatiana Clouthier abrazó al Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien no correspondió al gesto, por lo que se desataron las especulaciones por un posible distancianciamiento entre ellos, lo cual fue desechado por el mandatario.

El titular del Ejecutivo Federal negó enfáticamente que existiera distancianciamiento con Clouthier, “no me di cuenta”, afirmó: “Para nada, no. Es que ella dijo ‘ya, hasta aquí’. No, yo no me enojo, imagínense si me enojara, no podría yo vivir. No me enojo y mucho menos odio, yo soy feliz”, asegurando que la salida de quien fuera su coordinadora de campaña se dio “en los mejores términos”.

Al ser cuestionado por los motivos de la partida de la “Tía Tátis”, como cariñosamente se le conoce, el Presidente dijo que “como ella misma lo explicó, es un asunto personal y lo que vamos a hacer es difundir la carta. Tatiana, ya lo dije, es una mujer con principios, recta y con criterio. Si fuesen otras razones, pues lo hubiese manifestado” y no a algún tipo de distanciamiento o incluso enojo por temas como las consultas energéticas del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), las medidas del nuevo Acuerdo de Apertura contra la Inflación y la Carestía o el plazo de las Fuerzas Armadas en seguridad pública.

Finalmente, López Obrador señaló que “por respeto a Tatiana, vamos a esperar y mañana se va a dar a conocer quién va a sustituirla. Hoy no era conveniente, precisamente por respeto a ella. Hoy la idea era hacerle un homenaje, pero ya lo tomaron de otra manera”.

Advertisement