Alfredo del Mazo; un gobierno de pantalla

Del Mazo ha investido millones de pesos en mejorar su imagen a través de redes sociales y medios de comunicación.

Por: Alam Bernal @AlamBeav

El 15 de septiembre del 2017, en medio de impugnaciones tanto de Morena como del PAN por los turbios resultados electorales, Alfredo del Mazo llegó al poder en el Estado de México.

Desde esa fecha hasta ahora, su “mayor logro” del gobernador priista ha sido el “Salario Rosa”, un apoyo económico de 2 mil 400 pesos bimestrales hasta por 6 meses.

De esta forma el gobernador ha creado una red político-electoral que condiciona apoyos, para que mujeres beneficiarias posicionen en varias ocasiones el #SalarioRosa en Twitter.

Pero más allá del gran logro del gobernador, su imagen es de ausencia no sólo de la opinión pública, sino de la vida política, económica y social del Edomex.

El integrante del poderoso Grupo de Atlacomulco ha sido un gobernador ausente de las acciones en favor del p

Con un gobierno de las pantallas de las redes sociales, pues, aunque logró retener para el PRI el segundo estado más importante del país. No ha sido capaz de atender las enormes necesidades que sufre la entidad.

Viajar en el transporte público es una cuestión de vida o muerte, tanto para choferes que sufren las extorsiones de los grupos criminales como de los pasajeros que pueden perder la vida en un asalto.

Pese a esas situaciones cotidianas, el candidato que en 2017 decía que “fuerte y con todo” contra la delincuencia, no ha dado los resultados prometidos.

Peor aún, la pandemia ha azotado fuertemente al Estado de México, los hospitales han estado al borde del colapso desde hace varias semanas.

Pese a ello, el gobernador Del Mazo como lo ha hecho a lo largo de sus tres años como gobernador, montó en Cd. Nezahualcóyotl, un “hospital provisional” para atender a pacientes con Covid-19.

El lugar que sirvió como una campaña publicitaria del gobernador Del Mazo, finalmente se tuvo que anunciar que no había personal, ni capacidad para que el nosocomio funcionara.

Fue así que el Gobierno del Estado de México ordenó el desmantelamiento del lugar, pese a que la zona oriente ha sido una de las más golpeadas por la pandemia.

Esto se da en medio de un semáforo rojo que parece verde el territorio mexiquense, pues el gobierno priista ha sido incapaz de implementar políticas que detengan la movilidad y a la pandemia.

Y es que, mientras los medios se han enfocado a criticar al Gobierno de la Ciudad de México o al Gobierno Federal. A Del Mazo no se le cuestiona ni con el pétalo de una crítica.

El gobierno priista solamente ha sido el gobierno de pantalla, y es que, Del Mazo invirtió en 2020, 641 millones 280 mil 600 pesos en publicidad y propaganda oficial.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea