AL ROJO VIVO: Se hunde la T2 del AICM y Reforma “evidencia” a Fox, Calderón y Peña

Pues para no variar, estimado lector, Reforma intenta dar la nota y le sale el tiro por la culata y le voy a explicar por qué.

Con la reciente aprobación de SEMARNAT para la construcción del Aeropuerto Internacional “Gral. Felipe Ángeles” en Santa Lucía, Estado de México, se apoya también la inversión en el aeropuerto internacional “Benito Juárez” de la Ciudad de México y en el aeropuerto internacional “Lic. Adolfo López Mateos” de Toluca, lo que da un fuerte empujón al proyecto aeroportuario de la 4T.

Obviamente la reacción de la prensa conservadora no se hizo esperar y ya Reforma lanzó el primer “misil”.

En su edición del domingo 21 de julio expuso en primera plana y en toda la página 4 de la sección “Nacional” el estado en que se encuentra la Terminal 2 del aeropuerto de la capital mexicana afirmando que presenta hundimientos y diferentes daños estructurales en pisos, techos, zonas de pasajeros, etc.

Fragmento de la 1ra. plana del Reforma, ed. 21-julio-2019

La situación es tan grave, según el diario, que la T2 podría colapsar.

Costos de mantenimiento

De acuerdo con la información se sabe que desde mediados de 2018 el aeropuerto ha erogado un aproximado de $490 millones de pesos para atender daños estructurales y rehabilitar zonas importantes para mantener la operatividad:

* Empresa: Coconal – $122 millones, 300 mil pesos – Reestructuración del principal acceso de las aeronaves a la Terminal 1.

* Promotora y Desarrolladora Mexicana – $69 millones, 500 mil pesos – Rehabilitación de la Pista 05L-23R.

* RAM Ingeniería y Servicios – $3 millones, 800 mil pesos – Supervisión de la rehabilitación de la Pista 05L-23R.

* Constructora y Arrendadora San Sebastián – $61 millones, 800 mil pesos – Rehabilitación del área de rodaje para la zona de despegue de los aviones (plataforma Tango – India).

* EC Remodelación y Mantenimiento – $17 millones, 300 mil pesos – Rehabilitación de pisos de los edificios terminales y banquetas.

* Constructora y Equipos Hidráulicos – $11 millones, 800 mil pesos – Rehabilitación de cercado en muro perimetral y concertina en área operacional (etapa 1).

* Constructora y Equipos Hidráulicos – $9 millones, 200 mil pesos – Rehabilitación de cercado en muro perimetral y concertina en área operacional (etapa 2).

* Toriz Construcciones – $62 millones, 800 mil pesos – Segunda etapa de trabajos emergentes del drenaje perimetral por fractura de conductos en la Terminal 2.

* Grupo Comercial Industrial y Constructor – $73 millones, 900 mil pesos – Atender la separación estructural de los edificios anexos Dedo Sur, Dedo Norte, Posición 75 y edificio de estacionamiento que colinda con el edificio de la Terminal 2.

* Constructora Mexicana de Infraestructura – $10 millones, 400 mil pesos – Rehabilitación de losas de concreto hidráulico en plataformas.

¿Desde cuándo se sabe de la gravedad de los desperfectos?

La cosa, estimado lector, se pone mejor cuando Reforma revela que los sismos de 2017 provocaron la caída de plafones, yesos y láminas, lo que dejó al descubierto los efectos del hundimiento, separación de los edificios y demás desperfectos que, por años, solo fueron “parchados”.

Ahora, si consideramos que los sismos sucedieron en septiembre de hace casi dos años y estos no solo provocaron nuevos daños, sino que empeoraron los ya existentes,  es inevitable preguntar:

¿Qué hicieron las administraciones de Fox, Calderón y Peña Nieto y las autoridades del AICM con el jugoso impuesto que se cobra en la compra de los boletos de avión, así como con las cuotas que se cobran a los pequeños, medianos y grandes empresarios que tienen locales comerciales en la terminal aérea de la CDMX?

Por lo que se ve las autoridades en cuestión hicieron de todo con esos recursos, excepto invertirlos en el mantenimiento del aeropuerto, a lo que los conservadores me podrían decir… “¿en qué te basas?” y yo les responderé “en el dato que da uno de sus principales periódicos en su primera plana”:

La Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) registra hundimientos que en algunas zonas superan en 43 veces el acumulado anual proyectado

 

El edificio construido entre 2005 y 2007 fue proyectado para resistir asentamientos de terreno de hasta 3 centímetros anuales

 

Actualmente, indicaron fuentes aeroportuarias, se han detectado hundimientos de hasta 1.30 metros

Lo que hay detrás de los hilos

Ahora, considerando el nivel de los daños estructurales, mismos que desde 2017 quedaron al descubierto, llama la atención dos cosas:

* En primer lugar, que digan justo ahora que la Terminal 2 estaría prácticamente por colapsar cuando desde hace tiempo no han hecho prácticamente nada para prevenir semejante eventualidad.

* En segundo lugar, que sea precisamente ahora cuando se revela esta información al mismo tiempo que SEMARNAT dio luz verde a Santa Lucía para la construcción de la parte civil en la Base Aérea Militar.

Así mismo a lo anterior se agrega el buen argumento que dio el nuevo Secretario de Hacienda Arturo Herrera en favor del proyecto aeroportuario de AMLO, mismo que deja muy mal parada a la ya de por sí devaluada oposición.

Por tal motivo… ¿No será que los 147 amparos de #NoMásDerroches (colectivo del que no se sabía prácticamente nada antes de junio de este año) no están funcionando como esperaban y ahora tratan de frenar el proyecto aeroportuario a partir de los daños estructurales que dicen que hay en el Aeropuerto Internacional “Benito Juárez” de la CDMX?

Ahora, suponiendo que se superen dichos daños del AICM…

¿Cuánto tardarán en encontrar defectos en el aeropuerto de Toluca? porque pareciera que lo único que importa no es elaborar un buen proyecto aeroportuario, vamos, ni siquiera les importa realmente el NAIM de Texcoco, sino que todo parece indicar que lo que realmente interesa es dejar mal parada a la administración obradorista.

Y basados en la emoción del párrafo anterior ¿para qué se busca dejar “mal parado” al actual gobierno? para que, en teoría, la oposición llegue con el bono de “AMLO no cumple” a las elecciones intermedias de 2021 y así, en sus sueños más salvajes, ganar terreno a la 4T para, según el PRIAN, superarla en las federales de 2024 (pues se eligen cargos locales, Diputados Federales, Senadores y Presidente de la República).

En pocas palabras, pegarle al proyecto aeroportuario de AMLO no es más que una vil estrategia electorera con miras a mediano y largo plazo que intenta dar una estocada de gravedad al cambio que con tanto esfuerzo se está consiguiendo.

Esto, estimado lector, es lo que pienso que hay detrás de todo el desmadre en contra del proyecto aeroportuario del Presidente López Obrador.

Lo que en paralelo no han considerado ni Reforma ni la Oposición

Todo pareciera ser miel sobre hojuelas para los llamados fifís y que todo está explicado y listo para responsabilizar a AMLO de la debacle aeroportuaria que se podría venir por su “necedad” de querer construir Santa Lucía, si no fuera por un par de “pequeños” detalles:

* El Presidente lleva en el cargo casi 8 meses, tiempo en que es imposible que se dieran tantos daños estructurales en el AICM.

* Los desperfectos los tuvieron a la vista y sin tapujos desde el tercer trimestre de 2017, de tal forma que pudieron haberlos corregido gradualmente y no lo hicieron.

* Ya en 2014 se tenía registro de que los hundimientos del terreno de la Terminal 2 iban en 30 cm. anuales cuando originalmente se habían proyectado solo 3 cm., es decir, el problema había crecido 10 veces lo que, irónicamente, fue denunciado por Reforma el 10 de junio de ese año.

Daño estructural en estacionamiento de la Terminal 2 del AICM (2014). Foto: Reforma

* Los hundimientos para 2019, solo 5 años después, crecieron con respecto de la proyección original de 10 veces en 2014 a 43 veces lo que me lleva a preguntar:

¿Será que no se hicieron correctamente los estudios correspondientes cuando se elaboró el proyecto de la Terminal 2 del AICM entre el 2001 y el 2004?

* Todo esto, estimado lector (el tiempo, la gravedad de los daños, el dinero invertido), señala que el principal responsable de que la Terminal 2 del AICM se hunda mucho más rápido de lo originalmente proyectado es el ex-presidente Vicente Fox, pues sobre su gobierno no solo pesan la elaboración del proyecto y el comienzo de la construcción de dicha Terminal (2005), sino también un informe del Sistema de Información Legislativa (SIL) de la Secretaría de Gobernación elaborado en 2006 que revela que:

Ingenieros Civiles Asociados (ICA) y Gutsa, empresas responsables de la cimentación y estructura metálica, recibieron pagos extraordinarios por trabes que al parecer no colocaron

Consulte aquí el documento original: https://bit.ly/30Q06y8

Bien dicen que el pez muere por su propia boca y aquí Reforma intentó evidenciar que el proyecto aeroportuario de la 4T podría colapsar, pero en realidad terminó demostrando que los tres antecesores de Andrés Manuel, a saber, Fox, Calderón y Peña Nieto, simplemente, no hicieron su trabajo con respecto al proyecto aeroportuario del Valle de México por apostarle todo a sus negocios en el NAIM de Texcoco, mismo que también estaba destinado a fracasar exactamente por el mismo problema: los incontrolables e impredecibles hundimientos.

Así las cosas.

@Cr_Politico

error: Content is protected !!