AL ROJO VIVO: Apagón, culpa de incendio… ¡Y energías limpias!

Es importante recordar que la electricidad es un recurso que se genera a partir del uso de recursos naturales.
Dicho esto también hay que considerar que factores como el clima, el calor o el frío intensos, pueden intervenir en el flujo de corriente eléctrica en nuestros hogares.

Cómo bien sabemos en días recientes hubo un apagón en varias regiones del país que afectó el suministro de energía eléctrica a personas como usted estimado lector, o como yo.

Pero… ¿Qué fue lo que pasó?

Se generó un incendio de pastizales secos en Tamaulipas, lo que afectó 2 líneas de energía eléctrica que corren debajo del suelo y que son suministradas por energías renovables (también llamadas verdes o limpias).

Para que entendamos la dimensión del problema debemos considerar que

La superficie afectada mide 30 hectáreas, lo que equivale a unas 27 canchas de fútbol profesional.

Entonces, si juntamos el hecho de que la superficie afectada por el incendio es muy grande y que las líneas de energía eléctrica que pasan debajo de ese terreno son de energías limpias, se generó el problema de que no se pudo suministrar la energía con esta infraestructura y es aquí donde entra el apoyo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Ante la baja de la intensidad de corriente eléctrica generada por las energías limpias, hubo una sobre exigencia al apoyo que aporta la CFE debido a que esas energías limpias se quedaron sin capacidad de operación, es decir, que la empresa encabezada por Manuel Bartlett tuvo que cubrir el doble de la demanda: la de las energías limpias y la de CFE.

Por tanto, para no forzar la infraestructura de la CFE y no provocar un colapso mayor en el suministro de energía eléctrica, se tomó la decisión de reducir la intensidad con la que se transmite la electricidad.

Obviamente la población siguió ocupando la misma cantidad de energía eléctrica que normalmente usa, es decir, que usted, estimado lector, siguió consumiendo la misma cantidad de luz de siempre, pero no había la capacidad de surtir la energía eléctrica necesaria para poder mantener funcionando el 100% de la red, lo que provocó el apagón masivo.

Gracias a esto el apagón duró aproximadamente 2 horas, la infraestructura de la CFE no se vio afectada y solo se tendrán que reparar los desperfectos que provocó el incendio en Tamaulipas.

De haber mantenido funcionando la red de energía eléctrica al 100% sin la reserva de las energías limpias, la capacidad de operación de la Comisión Federal de Electricidad se hubiera forzado a tal grado que se hubiesen visto afectadas no son las líneas de energía eléctrica del incendio, sino además las de la CFE.

Energías limpias… ¿Por qué son responsables?

Ahora, según reportó Mario Morales, Presidente de la Comisión Directiva de Planeación Estratégica de la CFE, no se puede depender de las energías limpias porque son intermitentes.

Morales afirmó en conferencia de prensa que

La penetración de las energías renovables por los permisos otorgados es del 28.13%, lo que es un exceso por la intermitencia de dichas energías

Y agregó que

En ningún país del mundo se tiene un porcentaje tan alto de este tipo de suministro sin tener un respaldo sólido de generación de energía eléctrica convencional.

Checa el boletín de CFE con el informe técnico en:

Boletín de Prensa CFE-BP-193/20vf: INCENDIO EN PASTIZALES PROVOCÓ FALLA EN LÍNEAS DE TRANSMISIÓN Y DESBALANCE EN EL SEN

¿Se imagina que hubiera pasado, estimado lector, si la propuesta de la oposición de transitar aceleradamente a las energías limpias estuviera ya en marcha?

Seguramente una falla de dimensiones hipermayúsculas a la que se sufrió en los días pasados.

Por esto una vez más queda demostrado que la estrategia de recuperación energética del Presidente Andrés Manuel López Obrador es la correcta, pues no está cerrado a las energías limpias y lo único que se propone es que el tránsito sea gradual, ordenado y con respaldo suficiente para evitar fallos como el que se tuvo en días pasados.

Así las cosas.

@Cr_Politico