La empresa Altos Hornos de México (AHMSA), privatizada en 1991 por el gobierno de Salinas, se encuentra en insolvencia económica, para evitar usar la palabra quiebra, aseveró el presidente López Obrador.

Desde su privatización y hasta 2019 AHMSA de Alonzo Ancira había sido objeto de canonjías, devoluciones y condonaciones de impuestos, asociaciones fraudulentas con funcionarios en contratos amañados, que en este gobierno están obligando al dueño a pagar 213 millones de dólares mal habidos, que ganó comprándole Agronitrogenados al gobierno y volvérselo a vender con un sobreprecio por esta cantidad, con la autorización de Lozoya a cambio de pagarle sobornos que lo tienen en la cárcel.

Remarcó que esta compañía tiene deudas millonarias con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y saldos pendientes con el Sistema de Administración Tributaria (SAT), con Petróleos Mexicanos (Pemex) y con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El presidente dijo “Nosotros no hemos llevado a cabo rescates, no se han condonado impuestos, tenemos casos especiales, por ejemplo, la situación de insolvencia, no quiero usar la palabra quiebra de Altos Hornos con deudas en el SAT, en Pemex, la CFE, IMSS y no hemos solicitado el que se paguen todos estas deudas porque está de por medio la fuente de trabajo y por la importancia que tiene este planta en Monclova, pero nos piden rescate, eso no lo podemos hacer. Lo que nosotros estamos recomendando es que entren nuevos socios, que inviertan y que no se arruine esa empresa”.

En días pasados, la compañía de Ancira dio a conocer que la CFE le había suspendido el servicio de energía eléctrica a pesar que se había cubierto una parte de su adeudo. Además, planteó la posibilidad de establecer un esquema de pagos para saldar la deuda.

Al respecto, la paraestatal respondió que la AHMSA tiene una deuda de 154.87 millones de pesos por el servicio de luz, y que si bien había adelantado una parte, en esa fecha aún debía 127.04 millones de pesos. La CFE agregó que entre las solicitudes de la empresa estaba el que se le diera una prórroga para dejar de pagar el servicio por un semestre.

La situación de AHMSA es efectivamente de quiebra; en 2020 tuvo ingresos por 26,085 millones de pesos (USD 1,319 millones); reportó pérdidas netas por -17 177 millones de pesos (USD -868 millones); aunque tiene activos totales por 45,626 millones de pesos (USD 2306 millones, su capital social vale -7,257 millones de pesos (USD -367 millones).

Para su desgracia, una mala administración corporativa no supera hoy la quiebra sin condonaciones de impuestos, teniendo que pagar los servicios que antes no se le cobraban y sin contratos amañados con el gobierno que lo saque temporalmente de problemas.

Advertisement