Debido a la severa crisis de agua que enfrenta el estado de Nuevo León y ante las pocas acciones del gobierno estatal para ayudar a la población quien se ha visto más afectada en esta difícil situación.

Por lo que el presidente dijo que para evitar más daño a la población se tomó la decisión de no seguir dando más concesiones industriales para la sustracción del agua en Nuevo León.

Al preguntarle durante su conferencia de prensa sobre la crisis hídrica que sufren varios estados del norte del país y en particular Nuevo León, el presidente respondió que ya no se pueden seguir otorgando concesiones industriales para la sustracción del agua en Nuevo León. Es más, adelantó que su gabinete encabezado por el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, estarán hoy en Nuevo León para abordar la crisis del agua, revisar concesiones de agua y reunirse con empresarios.

“Hoy va el secretario de Gobernación, de Defensa, Conagua, van a Monterrey, tienen reuniones con el gobernador (Samuel García)”.

El presidente López Obrador también dijo que los empresarios del estado podrían aportar recursos económicos y agua de las concesiones que poseen para resolver la crisis hídrica qué hay en la zona conurbada de Monterrey.

Aunque aseguró que los empresarios están ayudando, pero sentenció que “hace falta mayor apoyo, aunque matizó que el apoyo que se les va a pedir “es voluntario””.

También se mencionó que planea que en ocho meses inicie la construcción de los 100 kilómetros de acueducto de la Presa “El Cuchillo” a Monterrey, para dotar de agua a la zona.

El costo de la obra sería de 10 mil 408 millones de pesos, la cual, subrayó, es un crédito y tendrá una inversión tripartita entre el Gobierno federal, estatal y municipal.

Con información de El Sol de México.

Advertisement