Debido a que el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcel Ebrard no fuera señalado como parte de las investigaciones que realiza Ernestina Godoy en la Fiscalía General de Justicia de Ciudad de México a su cargo, una reportera cuestionó esta mañana al Canciller sobre su posición al respecto al haber fungido como Jefe de Gobierno durante el tiempo de la construcción de la línea 12.

El funcionario expresó que es prácticamente imposible que el Jefe de Gobierno supervise las obras al detalle de tornillos y soldaduras, explicó que para eso “se creó un organismo muy grande llamado Proyecto Metro, que tenía autonomía técnica y financiera e intervino un consorcio con muchísimas empresas y el encargado de la supervisión de la obra fue Premio Nacional de Ingeniería, intervino hasta el Instituto Nacional de Ingeniería de la UNAM en ese tramo”.

Al preguntarse ¿Cómo me siento yo?, él mismo responde afirmando que cumplió con su deber en ese momento, procediendo a enumerar a todas las instituciones, empresas y personas que estuvieron a cargo del proyecto y en quienes confió para llevar a cabo la construcción, tales como la UNAM, el IPN, la constructora ICA y grupos certificadores internacionales, entre muchas otras entidades y personas altamente calificadas.

Es por ello que Ebrard manifiesta estar con la consciencia tranquila, pues “es lo que tenía que hacer el jefe de Gobierno”, y por eso manifestó que “yo hice lo que tenía que hacer, si no no estaría yo aquí, no podría darle la cara. Actué profesional y de una manera íntegra”, y que los imputados deberán presentar su defensa y atender sus respectivos juicios”.

Ante la pregunta de una reportera que pretendía insinuar un posible conflicto político entre la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum y el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard por las investigaciones derivadas de la tragedia en la línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo Metro, el Presidente Andrés Manuel López Obrador respondió que “se quedaron con las ganas”.

El Jefe del Ejecutivo aseguró que, ni su Gobierno ni la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México tienen, en este o en cualquier otro caso, el propósito de proteger a alguien.

“Es una investigación que está haciendo la Fiscalía de la Ciudad de México, a esta institución corresponde la investigación y depende esta fiscalía de Claudia Sheinbaum, Y ellos son los que están sacando estos resultados y no hay en ningún caso el propósito de proteger a nadie”, enfatizó.

El mandatario señaló que lo que sus adversarios esperaban era que “la fiscalía de la Ciudad de México, como es Claudia, o depende de la jefa de Gobierno, harían juicios a Marcelo”, por lo que “estaban esperando eso, y se quedaron con las ganas, de todas maneras están enojados”.