Los organizadores de la famosa marcha en defensa del Instituto Nacional Electoral (INE) anunciaron cambios en la ruta. Por lo que se informó que la movilización del próximo domingo partirá del Ángel de la Independencia al Monumento a la Revolución, al considerar que el Hemiciclo a Juárez es un área más pequeña.

Además se informó que el primer presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), José Woldenberg, será el único orador en el evento.

Hasta el momento se han registrado 51 organizaciones de la sociedad civil, y se replicarán las movilizaciones en 36 ciudades.

Los organizadores de la marcha afirmaron que corresponderá al Gobierno de la Ciudad de México garantizar la seguridad de los manifestantes, y evitar filtraciones de grupos de provocación.

Líderes de organizaciones afirmaron que no se oponen a un cambio en el INE, sin embargo, pero advirtieron que la propuesta de reforma electoral parte de que sea el Ejecutivo federal el que proponga a los consejeros, “quienes serán sus leales, capturando a un organismo electoral autónomo que va más allá de los actuales consejeros, y regresando así a las peores épocas del PRI”.

“Se trata de una iniciativa de reforma político-electoral que propone el Presidente sin escucha, diálogo, consulta, con actores políticos, sector académico o social. Se formula desde el poder y no desde las exigencias ciudadanas.

Se trata de un punto de quiebre en el proceso democratizador de las últimas décadas”, afirmó Carlos Flores, del Instituto de Estudios para la Transición Democrática”.

Cabe resaltar que desde el anuncio de la movilización, los organizadores se quejaron que la plancha del zócalo capitalino estaría ocupada en un evento deportivo. Por lo que aseguraron que el gobierno federal les tuvo miedo.

Ante esto, el presidente de México informó que habló con la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum para pedirle a los organizadores retirarse un día antes para dejar libre la explanada el día de la marcha en defensa de Lorenzo Córdova y el INE.

Con información de Reforma