SinLineaMX - Live

Directivos de la controladora estadounidense CitiGroup, así como directivos del banco Citibanamex en México señalaron que la venta de la porción minorista de la institución en nuestro país forma parte de una una nueva visión global estratégica del grupo y no guarda relación con las perspectivas económicas del país, pues solamente se retiran del negocio de la banca de consumo en México, pero también en varios países de Asia y Europa, para concentrarse en atender a grandes corporativos y a gestionar la inversión de clientes con grandes fortunas.

El grupo financiero norteamericano propietario de Citibanamex anunció su salida de los negocios de crédito al consumo y banca empresarial en México, operación con la que el consorcio busca desprenderse de activos que al tercer trimestre de 2021 estaban valuados en 44 mil millones de dólares y que incluyen sucursales, edificios históricos, administradora de fondos de retiro, aseguradora y uno de los acervos culturales más importantes del país.

A pesar de que las operaciones aquí han generado a la firma estadunidense ganancias por 255 mil millones de pesos, según datos oficiales, los directivos del grupo consideran que el banco Citibanamex no concuerda con la nueva visión global que pretenden implementar, pero Citi no saldrá del país, ya que, una vez concretada la operación, Citi operará una nueva licencia bancaria en México que se concentrará en atender a grandes corporativos y a gestionar la inversión de clientes con grandes fortunas.

Citbanamex desaparecerá tal como es conocido ahora, ya que la controladora estadunidense busca desprenderse de la operación de banca de consumo, pero tanto los directivos en México, como la institución estadunidense, expusieron que la decisión no está influida por las perspectivas económicas del país o por una falta de confianza.

“La decisión de salir de los negocios de banca de consumo y banca empresarial en México está alineada a los principios de nuestra nueva visión estratégica… México es un mercado prioritario para Citi, eso no va a cambiar”, dijo en un comunicado Jane Fraser, directora general de Citigroup.

Y es por ello que los especialistas en el tema afirman que la decisión de Citigroup de desprenderse de más de la mitad de las operaciones de su subsidiaria Citibanamex, anunciada ayer, no pone en riesgo a la economía nacional ni al sistema financiero mexicano, puesto que es una estrategia que los grupos financieros estadunidenses suelen tomar para quedarse con los grandes clientes.

“La banca internacional constantemente se restructura, pero no sale totalmente de México, simplemente vende la banca de consumo y de empresas, se queda con los grandes clientes. México es una economía con bastantes flujos de capital y ellos operan los mercados de capitales a nivel internacional. No dejan la banca de consumo porque no sea rentable, son restructuraciones”, dijo Arturo Huerta González, profesor del posgrado de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México.

“No es una situación exclusiva para el negocio de México; también van a cerrar en otros países y otras regiones. Esto no es necesariamente una buena noticia, siempre favorece que haya más competidores para el consumidor final y que haya más opciones de servicios financieros”, señaló James Salazar, subdirector de análisis de CIBanco.

“Hay que entenderla en el contexto global. No es una señal de crisis bancaria en México ni de inestabilidad, pues Citi desde hace tiempo ha puesto en marcha una estrategia para vender su banca de consumo o comercial; en América Latina ha vendido la banca de consumo de Argentina, Colombia y Brasil”, explicó Jorge Tello, director de investigación aplicada de la Fundación de Estudios Financieros.