Esta mañana, el presidente López Obrador anunció que luego de una revisión en contratos, se logró un ahorro de mil millones de pesos al año en el mantenimiento de carreteras y caminos.
Dijo que al llegar a un acuerdo con las empresas sobre la reducción de los costos, en 3 años, las arcas federales recuperarían 3 mil millones de pesos.

“Hicimos esta revisión, se llamó a las empresas y se llegó a un acuerdo. Nos vamos a ahorrar más de mil millones de pesos al año, en tres años mínimo 3 mil millones”, destacó.

También aprovechó la mañanera para informar que dichos recursos serán destinados a la construcción de caminos en los municipios más pobres de la Montaña de Guerrero. Tal como se hizo en Oaxaca, en donde los pobladores fueron contratados para realizar los trabajos de construcción.

El mandatario federal recomendó a los guerrerenses hacer lo mismo, ya que, de esta forma se da trabajo a la gente y el dinero queda en la localidad.

“Ya nada más es como lo de Oaxaca, como lo de los caminos de Oaxaca, vamos a buscar el mecanismo, entregarle los fondos y que decidan democráticamente qué caminos construir. Si los pueden hacer, y esa es la recomendación, como en Oaxaca, de mano de obra, de concreto, dándole trabajo a la gente, mejor, mucho mejor, que quede ahí el dinero. Pero ya lo conseguimos, porque hicimos esta revisión y se llamó a las empresas y se llegó a un acuerdo. Ayer ya se concluyó ese proceso y ese dinero va para La Montaña de Guerrero, que son los municipios más abandonados, más pobres de México”

“La austeridad no es un asunto administrativo, es un asunto de principios y, si hay austeridad, se liberan muchos fondos para el desarrollo. Y no significa dejar sin recursos los programas, que son necesarios, lo esencial, no, es cortar el copete de privilegios, porque no puede gobierno rico con pueblo pobre”.