En la recuperación económica que está experimentando nuestro país mientras terminamos de salir de un escenario de pandemia, las mejores noticias son las que tienen que ver con que los mexicanos tengamos trabajo.

Hay que recordar que hoy el escenario laboral cambió drásticamente a partir de la prohibición de las contrataciones sin control que se hacían a través de los esquemas de outsourcing, por medio de los cuales las empresas a través de otra compañía, contrataba a los trabajadores “por fuera”, evitando así todas las responsabilidades laborales.

De esta forma la empresa que en realidad daba el trabajo pero que no aparecía como patrón, evitaba dar de alta a los trabajadores con sus sueldos reales, evadía el pago de las cuotas del Seguro Social, no les pagaba las prestaciones que marca la ley, no les daba reparto de utilidades y como si todo esto no fuera suficiente, los despedía en noviembre para no pagarles el aguinaldo,volviéndolos a contratar en enero o febrero.

Al prohibirse el uso indiscriminado de estas prácticas de explotación moderna del trabajador, así como por arte de magia, más de 2 millones de trabajadores pasaron a ser registrados directamente en las nóminas de las empresas que realmente les dan el trabajo y no en las de un tercero que sólo estaba en medio para explotarlos y para evadir el pago de impuestos.

Y también mágicamente el ingreso promedio de todos estos trabajadores aumentó de un día para otro en 12%, los patrones por fin están asumiendo sus compromisos con ellos, y con los mexicanos en relación con el pago de impuestos que generan sus empresas.

En este nuevo escenario laboral, el Instituto Mexicano del Seguro Social anunció que el mes de agosto de 2021, se tuvo el incremento más alto para un mes de agosto desde que se tiene registro, con 128 mil 900 empleos nuevos. De esta forma se alcanzaron 20 millones 421 mil puestos de trabajo registrados en el IMSS, la misma cantidad que teníamos antes de la pandemia.

En pocas palabras, el número de empleos que teníamos en el Seguro Social antes del Coronavirus, ya se recuperó completamente, pero con algunas variables que son importantes resaltar. Por ejemplo, estos más de 2 millones de trabajadores que dejaron de estar contratados en outsourcing, ahora tienen las prestaciones de ley y ganan un 12% más de lo que recibían antes.

Todos aquellos que ganan el salario mínimo, hoy reciben un 44% en términos reales de lo que recibían en 2019 y el resto que ganan por encima del salario mínimo, reciben en promedio un 9% más de lo que ganaban ese año.

El IMSS informó además que en los primeros ocho meses del año, se crearon 647 mil 91 puestos de trabajo, pero también se incrementaron en 804 mil 519 los permanentes y se redujeron en 157 mil 428 los eventuales, por lo que en el último año se registró un aumento de 832 mil 481 empleos, lo que equivale a una tasa anual de 4.2%.

En la medida en que siga avanzando el programa de vacunación y la economía termine toda de abrirse en forma constante, con toda seguridad seguiremos creando puestos de trabajo que representen un nivel de calidad mejor del que teníamos hace 3 años, logrando uno de los objetivos principales de la transformación del país, en busca de que los mexicanos podamos aportar nuestra riqueza interior en beneficio de nosotros mismos y de los demás.

Como dijo el poeta ruso Boris Pasternak: “Trabajar no es realizar lo que uno imaginaba, sino descubrir lo que uno tiene dentro”.

Por Erika