En la madrugada de hoy, finalmente el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ratificó la validez de la elección y la constancia otorgada a Alfredo Ramírez Bedolla, de la coalición Juntos Haremos Historia, como ganador de la elección de la pasada contienda del 6 de junio por la gubernatura de Michoacán.

En sesión pública, la Sala Superior puntualizó que de la valoración conjunta de las irregularidades en la elección estatal no se advierte que hayan tenido una determinancia para declarar la nulidad.

Sobre el reclamo de la oposición por supuesta violencia electoral, el magistrado ponente Indalfer Infante Gonzales, puntualizó que no se acreditó que haya sido una situación generalizada en el estado.

“No hay elementos de que la elección haya estado plagada de irregularidades. Sólo se advierten elementos contextuales para asumir una presencia focalizada en algunas zonas de la entidad en Múgica, Gabriel Zamora, la Huacana y Nuevo Urecho”, indicó.

La resolución del TEPJF precisó que tampoco existen elementos respecto a la narrativa sobre el embarazo de urnas ni la participación de tres sindicatos para favorecer al que fuera el candidato de Morena.

Además se informó que no se confirmar que las conferencias matutinas del Presidente López Obrador, hayan influido en los comicios, ni que se haya hecho un uso indebido del programa nacional de vacunación.

El magistrado presidente del TEPJF, Reyes Rodríguez, precisó que la autoridad electoral debe advertir el riesgo de la violencia criminal en los procesos electivos y rechazó que sean omisos.

“No somos omisos ante esa realidad que se nos presenta, pero tampoco es posible llegar a medidas extremas de anular el sufragio de millones de ciudadanos”, indicó.