¡Tenía razón Jalife! Urzúa estaba a favor de la política neoliberal del PRIAN

Y sigue la mata dando…
Ayer por la noche se reveló en la revista Proceso una entrevista con el ex Secretario de Hacienda, Carlos Urzúa y en donde finalmente, luego de una serie de especulaciones dio a conocer sus verdaderos motivos para presentar su renuncia al cargo al Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Como podemos recordar, en la carta de Urzúa en la cual anunciaba su renuncia mencionó que había “conflicto de intereses”, además que aseguró le parecía “inaceptable” la imposición de personajes que para él no tenían “conocimiento” de Hacienda.

Aquí vamos:
En la entrevista de Hernán Gómez para Proceso, Urzúa revela que efectivamente el “conflicto de interés” era Alfonso Romo, al que considera “Ideológicamente Romo es un hombre de extrema derecha. Y en términos sociales oscila entre el Opus Dei y los Legionarios de Cristo”

Pero aquí no para el asunto, Urzúa señaló a Romo “Él mismo nombró a los titulares del Sistema de Administración Tributaria (SAT) y la banca de desarrollo”.

Además en la entrevista confesó que no estuvo de acuerdo con la cancelación del aeropuerto de Texcoco, además critica la construcción de la Refinería de Dos Bocas, para él -Urzúa- es más importante promover la exploración y producción de crudo. Prácticamente se oponía a realizar las propuestas de campaña del presidente López Obrador y acusó que el principal problema de este gobierno es su “voluntarismo”.

La gota que hizo que renunciara Urzúa

Pero finalmente dijo que lo que le hizo renunciar fue la propuesta del Director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett, pues este ha insistido “incumplir” los contratos “leoninos” que empresas extranjeras tienen con México.

Urzúa dijo que las empresas Transcanada y Sempra, esta última tiene en su consejo a Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes en Estados Unidos, y con quien Urzúa veía problemas porque Bartlett no quiere cumplir un contrato ya firmado, además alerta que podría dejar “eventualmente” sin gas a millones de mexicanos en la Península de Yucatán.

Cabe recordar que el politólogo Alfredo Jalife ya había señalado que Carlos Urzúa estaba a favor de la política neoliberal de los sexenios anteriores, pues como él mismo mencionó está en desacuerdo con las construcciones más importantes del sexenio: NAIM y la Refinería de Dos Bocas, además de permitir el gran robo a la nación que hacen empresas extranjeras con contratos en donde el ganador siempre será el de fuera.

Captura de pantalla
Captura de pantalla
(Fuente Jalife)