Los legisladores del Partido de Acción Nacional (PAN), Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC), demuestran estar de acuerdo con el deplorable espectáculo presentado por los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) al expresar su apoyo al más que cuestionado nuevo presidente de ese organismo, el magistrado Reyes Rodríguez Mondragón.

A partir de que el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, calificó de “insostenible” la presencia de José Luis Vargas como presidente del órgano electoral por haber sido éste acusado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), a cargo de Santiago Nieto, por probable enriquecimiento ilícito, los magistrados del TEPJF llevaron a cabo una sesión sumamente irregular, donde destituyeron a Vargas y colocaron a Rodríguez, acciones con las que parecen estar de acuerdo los políticos de oposición.

“Nos pronunciamos sobre el respeto a la división de poderes. Las resoluciones tomadas por el órgano máximo de dirección del TEPJF, de forma colegiada por el Pleno de su Sala Superior, deben ser respetadas a efecto de no incurrir en una indeseable, como ilegal invasión de competencias y de atribuciones”, comentaron senadores de los cuatro partidos políticos.

Avalando un proceso en el que no se respetaron las formas, la presunción de inocencia ni los protocolos pertinentes, los legisladores del PAN, PRI, PRD y MC, exigen ahora respeto para las decisiones tomadas por el TEPJF, argumentando que fueran tomadas por una mayoría dentro del colegiado, aún cuando fueran ignoradas las normas.

“Reconocemos que las determinaciones que tomó el TEPJF, con motivo de los recientes hechos ocurridos respecto a la remoción de su presidente, al haber sido asumidas por una mayoría calificada dentro del propio Pleno de su Sala Superior, sólo pueden ser revocadas de la misma forma y en los mismos en términos en que se adoptaron, en ejercicio de su competencia y de sus atribuciones”, señalaron los legisladores.

Finalmente, los políticos de oposición se asumen como garantes de la democracia y la división de poderes: “Como parte integrante de los Poderes de la Unión, desde el Senado de la República nos pronunciamos por velar y garantizar el ejercicio pleno de la autonomía e independencia del Poder Judicial de la Federación”.

“Es un hecho notorio y reconocido por el propio magistrado presidente que cuenta con procesos de investigación en curso ante la Unidad de Inteligencia Financiera en su contra y que, el pasado treinta de julio, un juez de control revocó la decisión de la Fiscalía Especializada para el Combate a la Corrupción de no ejercer la acción penal por lo que, en consecuencia, se ordenó la reapertura de la investigación sobre temas patrimoniales”, dijeron.