¡Otro más!

El expresidente de México, Felipe Calderón, consideró que la marcha organizada por Claudio X. González y en favor del Instituto Nacional Electoral (INE) debería de terminar en el Zócalo de la Ciudad de México.

Esto, luego de que se anunciara que la ruta de la manifestación a favor del órgano electoral fuera modificada. Y se rechazara terminarla en el zócalo de la capital de país. Ahora se informó que pretenden terminar en el Monumento a la Revolución.

El exmandatario federal señaló que, a su consideración, la marcha que ha sido denominada como “el INE no se toca” debería de llegar al zócalo capitalino.

“La marcha debería llegar al zócalo. Sin miedo! Será multitudinaria. Quienes puedan ir a la Ciudad de México desde otras ciudades, háganlo. Será una fiesta ciudadana”, comentó Calderón a través de su cuenta de Twitter.

Cabe recordar que previamente, los organizaciones se quejaron en redes que la plancha del zócalo estaría ocupada, y aseguraron que es porque se les tenía miedo. Y por lo tanto, la marcha no podría llegar a ese punto de la ciudad para manifestarse.

Sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó en su conferencia que los manifestantes de esta marcha puedan acceder sin problemas al Zócalo de la Ciudad de México. Señaló que le solicitó a Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, que dialogara con los organizadores del evento deportivo para que la plancha del Zócalo estuviera liberada para la marcha.

De esta forma, la mandataria capitalina anunció que el Zócalo estaría disponible y sin mobiliarios por si los manifestantes deciden utilizarla el domingo, por lo que afirmó que pretende garantizar el derecho de la población a la libre manifestación.

Luego de que se informara que el zócalo quedaría libre, los organizadores cambiaron nuevamente la concentración. Pero no, no llegarán al zócalo, terminarán su marcha en el monumento a la Revolución.