Senadora Sanchez Cordero corrige: Los lineamientos del INE no pueden estar por encima de la Ley

La ex secretaria de Gobernación, que apenas ayer renunció a ese cargo para retomar su posición como senadora, Olga Sánchez Cordero, advirtió que los lineamientos que emitió el Instituto Nacional Electoral (INE) sobre la revocación de mandato no podrán estar por encima de la Ley en la materia que aprobará en breve el Congreso, por lo que su promulgación por parte del Instituto no solamente fue prematura, sino que además confunden a la población, por lo que pidió a sus compañeros de bancada mantenerse firmes y no permitir el cambio de la pregunta que debe formularse a los ciudadanos en torno a la permanencia o remoción del presidente de la república.

Sánchez Cordero, quien mañana domingo asume la presidencia de la Cámara de Senadores, propuso durante la reunión plenaria de la bancada de Morena, que en la Ley de Revocación de Mandato se incluya un artículo transitorio en el que establezca que esa legislación reglamentaria derogará cualquier normativa u ordenamiento jurídico que se oponga a ella, con el objeto de evitar que el INE continúe tomándose atribuciones que no les corresponden.

La Doctora en Derecho subrayo que, aún cuando el INE haya publicado sus lineamientos, “éstos de ninguna manera podrían contravenir a la Ley, porque una legislación expedida por el Congreso de la Unión tiene mayor jerarquía que cualquier ordenamiento, disposición o normativa de autoridades administrativa”, y agregó que tienen que mantener “con firmeza” la redacción propuesta por Morena, incluida en el dictamen que se aprobó ya en comisiones, pues es la columna vertebral de la Ley Federal de Revocación de Mandato.

“La pregunta es lo que los demás partidos políticos y las fracciones parlamentarias pretenden modificar del dictamen, con la intención de confundir a la población, pero no podemos permitirlo”, advirtió.

Por su parte, el presidente nacional de Morena, Mario Delgado, dijo en su oportunidad que la veda de información gubernamental que pretende imponer la autoridad electoral significa colocarlo en la indefensión ante los ataques sistemáticos que han emprendido y continuarán los opositores a la actual administración. “No se le le puede tapar la boca al gobierno, cuando de de lo que se trata es que defienda y diga por qué debe quedarse” señaló.

Por ello solicitó a los legisladores que en la Ley que está por aprobarse no se incluya esa excepción, ya que la oposición estará en su derecho de argumentar por qué no deba quedarse, pero no debe establecerse una veda en la comunicación del ejecutivo en el período de la revocación de mandato.

“Me parece legítimo que el presidente de la república y todo el poder ejecutivo puedan defenderse decir por qué se plantea la continuidad del gobierno”, finalizó.