Ante la medida cautelar ordenada este viernes por el Juez Septuagésimo Primero de lo Civil en la Ciudad de México, que requiere a Citigroup “para que abstenga de realizar la venta o transmisión de acciones, activos y demás bienes tangibles e intangibles, hasta en tanto no se resuelva en sentencia definitiva el juicio principal”, la empresa aseguró que “no hay bases legales legítimas” para que un Juez de la Ciudad de México haya emitido medidas cautelares para frenar la venta de Banamex y adelantó que apelará la decisión.

“Consideramos que no hay bases legales legítimas para que el juez haya emitido esta medida cautelar, la cual aún no es efectiva, particularmente dadas as alegaciones infundadas contenidas en la demanda”, dijo la empresa por medio de un comunicado.

“Planeamos apelar la medida cautelar y actualmente no esperamos que este asunto tenga ningún impacto en el cronograma para la venta de nuestro negocio de consumo en México”, agrega la empresa.

“Por medio de notificación personal que se realice a la demandada Banco Nacional de México, S.A., integrante del Grupo Financiero Banamex, requiérasele para que abstenga de realizar la venta o transmisión de acciones, activos y demás bienes tangibles e intangibles, hasta en tanto no se resuelva en sentencia definitiva el juicio principal”, indican las medidas ordenadas este jueves por el Juez Mario Salgado Hernández y constan en el expediente 1234/2019.

Por lo anterior, el Juez ordenó además a Banamex abstenerse de realizar acuerdos, asambleas o cualquier acto corporativo “tendiente a aprobar el vender, donar, usufructuar o por cualquier medio afectar la cartera de clientes activos y pasivos; de bienes y servicios que menoscaben el valor de la institución y su salida del suelo Mexicano”.

Pero el juzgador dispuso también que el Banco debe garantizar ante ese Juzgado “el pago de las cantidades demandadas a través de cualquier medio autorizado por la Ley, hasta por un monto de 5 mil 200 millones de dólares, o su equivalente en moneda nacional”, en referencia al monto que demanda Oceanografía a Banamex por supuestamente llevarla a la quiebra, que es el fondo de la demanda de la primera contra la segunda, misma que se replica en un juzgado de Nueva York, en los Estados Unidos.