Se va Corral, pero deja más deuda que Duarte, déficit de más de 10 mil mdp y no descarta otro préstamo

A pocos meses que se realicen elecciones en Chihuahua, empiezan a salir los datos del gobierno del panista, Javier Corral.

De acuerdo con datos de el periódico local Diario de Chihuahua, el gobierno del estado anunció la cancelación de obra pública, programas en dependencias estatales para el 2021; según dieron a conocer, debido a la falta de recursos.

Sin embargo, la mala administración de Javier Corral no termina ahí, también se informó que no se descarta la posibilidad de solicitar permiso al Congreso del Estado para adquirir un crédito simple que le permita solventar las dificultades económicas por las que atraviesa el estado.

Javier Corral Jurado dijo que el panorama financiero para el último año de su gobierno “no es alentador”, pues -asegura- que tendrá un recorte de 5 mil mdp en el presupuesto de egresos para el 2021, con respecto al monto autorizado para el 2020, descartó además, que vaya a haber recorte de personal, al indicar que ya se ha afectado demasiado la nómina estatal.

El integrante de la Alianza Federalista, dijo que en cuanto a la posibilidad de solicitar un crédito simple, dijo que varios diputados de diversos partidos políticos, le han planteado esa posibilidad y “hacerlo de una manera en la que no se afecten los indicadores de la deuda pública emitidos por la Secretaría de Hacienda federal, con el afán de no comprometer más los recursos estatales”.

Datos de la a Secretaría de Hacienda y Crédito Público, dan a conocer que Chihuahua tenía una deuda de 47 mil 808.7 millones de pesos en 2016; sin embargo, al mes de agosto de 2020 asciende ya a los 50 mil 071 millones de pesos.

El medio citado menciona que la administración de Corral ha buscado la manera de contrarrestar el déficit presupuestario con préstamos a corto plazo y al día de hoy se adeuda cerca de 2,700 mdp en empréstitos de este tipo, que deberán quedar liquidados antes del 31 de mayo del 2021, es decir tres mesas antes de que concluya su administración, tal como lo establece la Ley de Disciplina Financiera.

Como ya se había señalado, el panista expuso que se tiene un panorama ‘complejo’ en materia financiera en el estado y anunció que las obras proyectadas que no han iniciado ya no se realizarán, mientras que aquellas que se encuentran en proceso se buscará la forma de concluirlas y liquidar pagos a proveedores.

Cabe destacar que dieron más detalles de qué obras quedarán suspendidas y que durante el último año de su administración se enfocarán en concluir las que ya están en proceso, para que no queden inconclusas y con el riesgo de que la próxima administración no les dé continuidad.

A pesar de esto, aseguró que, “la próxima administración recibirá entre 3 mil y 3,500 mdp en caja, recursos que se habrán de obtener a través de los procesos penales y administrativos que se siguen en contra de exfuncionarios estatales vinculados con desvío de recursos”. Señala el diario local.

Con información de Diario de Chihuahua