Durante la reunión de evaluación de apoyos para los damnificados por el huracán Grace que se llevó a cabo en Huauchinango, Puebla, un grupo de personas que reclamaban ser incluidas en el censo de damnificados, irrumpió en el recinto ante el temor de quedar fuera, sin embargo el Presidente Andrés Manuel López Obrador les aseguró que todos serían atendidos, para lo cual permanecería en el lugar el titular de la Secretaría del Bienestar, Javier May Rodríguez y la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, lo cual le ganó el aprecio y agradecimiento de los quejosos, que finalmente vitorearon al Presidente.

“Ahora llegaron ustedes, son bienvenidos y ya terminamos nosotros nuestra reunión, los van atender a todos, van a quedarse el secretario de Bienestar, la secretaria de Seguridad; los dos van a quedar aquí en este salón y los van atender de todas sus preocupaciones, tus demandas, sus peticiones, yo tengo que ir a Tlaxcala”, dijo a los manifestantes.

Ante la natural preocupación de los manifestantes al dudar si serían incluidos en el censo, el mandatario federal les explicó que “Yo entiendo que ustedes quisieran verme a mí, que yo les atendiera personalmente, porque todos tienen sus problemas pero tenemos que buscar la manera de comunicarnos porque somos millones y desgraciadamente hay muchos problemas grandes y graves problemas nacionales y hay que actuar pensando en que se atienda de manera general, colectiva porque si atendemos uno a uno nos vamos a avanzar, no alcanzará el tiempo”.

El titular del Ejecutivo federal les aseguró que se seguirá apoyando con los programas de bienestar a los habitantes de Puebla y se entregarán becas, pensiones a adultos mayores, se construirán bancos del bienestar y seguirán llegando vacunas anticovid; “esto lo tenemos que seguir haciendo juntos”, dijo.

El secretario de Bienestar, Javier May Rodríguez, dio a conocer que en el censo se identificaron mil 356 localidades de 68 municipios de Puebla afectadas por el huracán.

Se otorgaron apoyos económicos de 35 mil pesos a 17 mil 916 viviendas, lo que significó una inversión de 627 millones de pesos. El avance registrado en este rubro es del 94.6 por ciento y del 94.8 por ciento en la entrega de recursos a campesinos por la pérdida de cosechas, puntualizó el secretario.