¡Regálenle un mapa! Ricardo Alemán asegura que AMLO inundó ‘zonas pobres’ para salvar Refinería en Dos Bocas

La prensa mexicana de nuevo hizo el ridículo, en esta ocasión el periodista y conocido crítico del Presidente Andrés Manuel López ObradorRicardo Alemán acusó al mandatario federal, de haber inundado las zonas pobres en Tabasco para salvar la construcción de la refinería de Dos Bocas y a Villahermosa, capital del estado de Tabasco.

Sin embargo, no fue el único ‘periodista’ que aseveró tal despropósito. La también la columnista Lourdes Mendoza, dijo, a través de su cuenta de twitter, que ya había advertido que el mandatario federal intentaría salvar su ‘capricho’ (la refinería) a toda costa.

Tras las inundaciones en su estado natal debido al huracán Eta; el jefe del ejecutivo sobrevoló las zonas inundadas, y señaló que tuvo que ordenar parar el desfogue de la presa.

Pues si se hacía como lo tenía planeado la CONAGUA, el desastre sería mayor. Por ese se decidió hacer la operación y se afectaron los pueblos de la partes bajas, y no perjudicar a la capital.

La decisión del presidente causó polémica entre la oposición, quienes no pararon de recriminar que haya inundado a los pueblos más pobres. Obviamente todo este asunto de las inundaciones es aprovechado por los críticos del gobierno para culpar a López Obrador de  salvar el ‘capricho’ de Dos Bocas por encima de los más necesitados.

Sin embargo, desconociendo la geografía de Tabasco, aseguran que Villahermosa, (Capital del estado) está cerca del lugar donde se construye la refinería.

La información que manejan está totalmente fuera de proporción pues, en el municipio donde se encuentra la construcción, está a más de 70 kilómetros de la capital tabasqueña.

Tanto Ricardo Alemán y los críticos de AMLO; aseguraron que el mandatario federal está tratando de salvar su “juguete” llamado: Dos Bocas. 

Actualmente Tabasco pasa por dificultades con las inundaciones, debido a que los expresidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto prometieron solucionar el problema hídrico.

El problema con el agua es añejo y se acrecentó porque los exmandatarios no se hicieron cargo de la problemática, por el contrario “secaron” los recursos que se había destinado para ese fin.

Es aquí dónde el presidente optó por salvar a su tierra natal del agua, y comenzó a trabajar para que ahora se ejecute el Programa Integral Hídrico de Tabasco con normalidad.

Las quejas de oposición hacia el presidente, empezaron desde que su primer visita a Tabasco, llegaron al colmo de recriminarle que “no se había mojado los píes” y que no realizó recorridos en las zonas inundadas.

Ante las críticas de la oposición, el presidente respondió que existían mayores prioridades que mojarse los píes solo para tomarse una foto.
Aseguró que no estableció contacto directo con los damnificados para evitar que hubiera contagios de COVID, no obstante destacó que se ya se empezó a trabajar para evitar que las inundaciones que ocurren año con año, se terminen de una manera definitiva.