Luego de que en junio se privatizara el servicio de energía eléctrica en Puerto Rico. La isla ha tenido apagones constantes y los usuarios se han quedado sin electricidad.
Ya que la isla se quedó sin energía por culpa de un incendio.

Ahora que en México se discute -tanto en medios como en las redes- la importancia de la Reforma Eléctrica que propone el Presidente Andrés Manuel López Obrador. Iniciativa que garantiza a los mexicanos mejores precios por la electricidad y no depender de las empresas privadas.

Es importante señalar que el discurso de la oposición y privados, es asegura que la Comisión Federal de Electricidad (CFE), no tiene capacidad de dar energía a todo el país.
Cosa que es falso. Puesto que a lo largo del territorio nacional, han presas hidroeléctricas que bien pueden dar el servicio, pero sin embargo, fueron sacadas de operación para echar manos de las famosas empresas privadas de energías limpias.

Regresando a Puerto Rico…

Tras el paso del huracán María en 2017; dicha red fue devastada, por lo cual la red, su área de administración y distribución pasó a manos privadas en junio de este año.

Aunque el director ejecutivo de la estatal Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), de la isla, José Ortiz, señaló que no se trata de un paso de activos públicos a la empresa privada, si no que responde a un tipo de “concesión”.

Pero no solo eso, el pasado mes de septiembre, la empresa que tiene en sus manos la energía eléctrica de la pequeña isla, señaló, el director de Proyectos de Operación del Sistema de la empresa LUMA Energy, Gary Soto. Apuntó que la mayor demanda se produce entre las 07.00 y 10.00 de la noche. Es decir, todo el día.

“No vamos a tener suficiente generación en estos momentos para poder cubrir esos periodos”, admitió Soto

“Luma Energy ya había adelantado el lunes que las interrupciones responden al déficit de generación y que están provocadas porque unidades principales de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) -la compañía estatal responsable de la generación- están fuera de servicio por mantenimiento o averías, lo que implica un déficit de aproximadamente 1.000 megavatios”. Se informó en una nota de Agencia EFE.

Mientras tanto, la agencia AP, reporta que los apagones en Puerto Rico han forzado a cerrar escuelas y negocios.

Apagones empeoraron desde la entrada de empresa privada

Privatizar no es sinónimo de eficiencia, pues el primer informe de confiabilidad que entregó la compañía LUMA, quien ahora tiene a cargo el suministro de Puerto Rico, confirmó que tardó casi el doble del tiempo en restaurar la luz a los clientes en su primer trimestre de operaciones, en comparación con la Autoridad de Energía Eléctrica.

Con información de Regeneración y Agencia EFE