Por fingir identidad indígena, el TEPJF retira diputación a panista

Las autoridades de la comunidad de San Juan Tetelcingo, en el estado de Guerrerodesconocieron al diputado reelecto del Partido Acción Nacional (PAN), Oscar Daniel Martínez Terrazas, por suplantar la personalidad indígena para granar un espacio como legislador, al presentar una constancia que lo acredita como parte de la comunidad náhuatl que fue rechazada por las autoridades de ese municipio el pasado 25 e agosto.

A consecuencia de esto, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó retirar la diputación plurinominal por el Partido Acción Nacional (PAN) a Oscar Martínez y su suplente por la cuarta circunscripción, decisión que se adoptó para evitar que se incurran en prácticas de fraude a la ley.

Sin embargo esto canceló la representación indígena, pues en la lista de candidatos plurinominales por ese partido en la cuarta circunscripción ya no había ninguna otra fórmula indígena, es por eso que, en consecuencia del fraude a la ley cometido por el PAN, se determinó que la diputación correspondiente se asignará a Ana Laura Valenzuela, quien es la siguiente en la lista panista de candidaturas de representación proporcional.

El proyecto, presentado por la magistrada Janine Otálora, detalla que la comunidad de San Juan Tetelcingo, en Guerrero, desconoció los documentos presuntamente obtenidos de la autoridad al confirmar que no existía vínculo de Martínez y su suplente con esa comunidad.

Debido a que Martínez actualmente es diputado plurinominal por Morelos y pretendía un escaño por una comunidad indígena de Guerrero para la siguiente legislatura, el TEPJF ordenó al INE investigar el incumplimiento del PAN en la asignación obligatoria de la postulación de una fórmula indígena en la lista.

El proyecto presentado por Otálora fue aprobado por mayoría, aún cuando los magistrados Indalfer Infante, Felipe de la Mata y Felipe Fuentes Barrera se opusieron a modificar la diputación por considerar que los plazos para impugnar habían fenecido, pues en su momento, no se objetó la adscripción indígena de Martínez.