Mal y de malas la Gran Bretaña debido a la falta de camioneros, pues ha originado que haya escasez de combustible y ante el alta demanda de gasolina, los ánimos se han caldeado, pues la desesperación ha propiciado que los ciudadanos se agarren a golpes en las gasolineras.

En redes sociales se pueden apreciar las imágenes de expendios de gasolinas saturados de automóviles en busca de combustible; y ante la frustración de no conseguirlo, los conductores se van a los puños, en lo que es ya una crisis energética.

Usuarios de redes sociales han publicado pleito en las estaciones de servicio del Reino Unido, mientras las autoridades analizan medidas de emergencia para mediar la situación.


De acuerdo con reportes, este lunes, alrededor del 30% de las estaciones de servicio del gigante British Petroleum (BP) se estaban viendo afectadas por la escasez de carburante.

La asociación de gasolineras británicas, la Petrol Retailers Association (PRA), señaló que la crisis energética que enfrenta el país, es debido a las “compras motivadas por el pánico”, aunque reconoció que la falta de transportistas también es otro de los factores.

El medio nacional Excelsior señala que la PRA advirtió que unas 5 mil 500 gasolineras independientes de las 8 mil que tiene el país, tenían muy poco combustible el domingo y que el resto “estaban casi sin nada”.

Aunque el gobierno ha querido calmar a los ciudadanos, poco caso le han hecho, pues la multitud de ciudadanos que se encuentran en las gasolineras, acuden a comprar el combustible, temerosos por si el carburante se agota.

Pero no solo hay crisis de combustible, también hay escasez de productos agroalimentarios.

La industria de transportistas estima que a Gran Bretaña le faltan unos 100 mil camioneros, esto debido a un éxodo de trabajadores extranjeros tras la salida británica de la Unión Europea.

Con información de Excelsior