Alonso Ancira, propietario de Altos Hornos de México (AHMSA), realizó el segundo pago a Petróleos Mexicanos (Pemex), por un monto de 54 millones de dólares de los 216 millones 664 mil dólares que se comprometió a cubrir como reparación del daño por el caso Agronitrogenados.

El primer pago se realizó el pasado noviembre de 2021, por 50 millones de dólares, por lo que suman ahora 104 millones de un total de 216 millones 664 mil dólares que debe cubrir como parte del acuerdo alcanzado con Pemex y la Fiscalía General de la República (FGR).

El empresario pidió al Gobierno federal, días después de realizar el primer depósito que se le retirara la acusación en su contra por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita que se le imputa por el caso Agronitrogenados para poder constituir un fideicomiso de garantía para la reparación del daño que acordó con Pemex.

Sobre la petición del empresario y de su abogado de desbloquear las cuentas bancarias, la UIF manifestó que su petición es improcedente.

Parte del acuerdo de reparación incluye que el llamado “Rey del Acero” realice tres pagos anuales a partir del 30 de noviembre de 2021, para que la FGR no lo lleve a juicio, hasta ahora lleva dos pagos y la mitad del dinero. La reparación se acordó el 19 de abril de 2021, cuando la FGR accedió a liberar Ancira a cambio de pagar 216.6 millones de dólares como reparación del daño a Pemex por venderle una planta chatarra de fertilizantes en 2013.

Las fechas para los depósitos quedaron establecidas de la siguiente manera: 54 millones 166 dólares, el 30 de noviembre de 2022; y el último, por la cantidad de 112 millones 497 mil dólares, el 30 de noviembre de 2024.

Ancira estaba en prisión preventiva en el Reclusorio Norte de Ciudad de México desde el 4 de febrero, un día después de su extradición desde España, donde estuvo detenido desde mayo de 2019 a su llegada al aeropuerto de Palma de Mallorca.

El empresario estaba acusado de vender a Pemex, con un sobreprecio de 500 millones de dólares, la planta inservible de fertilizantes de Agronitrogenados en 2013, cuando el director de la petrolera del Estado era Emilio Lozoya, principal detenido en México por los sobornos de Odebrecht.

El actual Gobierno de México argumentó que la planta de fertilizantes no tenía un valor que superara los 50 millones de dólares, por lo que se considera que el sobreprecio afectó de forma negativa a Pemex, además de que todavía no funciona por estar obsoleta.

Advertisement