Por caso NXIVM; Catherine Oxenberg reveló que “el hijo de un expresidente” amenazó con matarla si iba a México

Siguen saliendo más información sobre las atrocidades que realizaba la secta Nxivm.

Ante el estreno del documental Seduced, la actriz estadounidense Catherine Oxenberg habló de las amenazas recibidas desde México mientras intentaba destapar el caso de su hija India en la secta sexual, liderada por Keith Reniere.

Su hija, India Oxenberg, tras pasar siete años en el grupo de autoayuda Nxivm, decidió hablar y enfrentar sus miedos, a través del documental Seduced, según el portal Sin Embargo, para así borrar los mitos en torno a las personas que han pertenecido a estos grupos, donde Emiliano Salinas era uno de los líderes.

La actriz Catherine Oxenberg, conocida por su participación en la serie Dinasty (Dinastia), es parte de “Seduced”, una serie que se estrenó este domingo por Starzplay y en la que por primera vez su hija India contará su experiencia dentro de la secta Nxivm, señalada de promover la esclavitud sexual.
Con esto la actriz espera ponerle punto final al caso, tras varios años de alzar la voz en favor de su hija.

Cabe recordar que la secta NXIVM, en México era liderada por el hijo del expresidente Carlos Salinas (1988-1994), Emiliano Salinas, quien en numerosas ocasiones negó haber tenido conocimiento de las prácticas de explotación denunciadas.

“Era gente muy poderosa, uno de los líderes era hijo de un expresidente (mexicano) y me dijeron que si iba (a México) me iban a matar”, señaló la actriz en una mesa redonda con medios latinoamericanos.

En junio del año pasado, un jurado de una corte federal de Nueva York halló al líder de Nxivm, Keith Raniere, culpable de cargos como tráfico sexual y crimen organizado, dentro de un escandaloso caso que involucró a varios famosos. DESESTIGMATIZAR A LAS VÍCTIMAS

En un reportaje publicado en la revista Quien, Danielle Dithurbide detalla que en las audiencias de Raniere fueron mencionado los nombres de varios mexicanos, unos que formaban parte del círculo más cercano del acusado, otros por ser sus parejas o posibles esclavas sexuales y otros como miembros de alta jerarquía y propietarios de las filiales de sus empresas en México.

“La evidencia GX362 de la fiscal estadounidense Moira Kim Penza fue un esquema del primer círculo de la organización, con la fotografía de Keith Raniere al centro rodeado de 25 fotos, 11 de las cuales corresponden a mexicanos: Emiliano Salinas, Loreta Garza, Mónica Durán, Alejandro Betancourt, Rosa Laura Junco, Daniela Padilla, Jack Levy, Ivy Nevares, Camila, Mariana y Daniela Fernández”, detalla Dithurbide.

Fuente: Captura de pantalla

“La serie, que fue creada por Cecilia Peck e Inbal B. Lessner, es producida por la misma India, quien resalta que se trata de un trabajo hecho por mujeres con una visión femenina y sensible al caso de Nxivm que poco se ha explorado en otras series y documentales al respecto. El regreso de India a los lugares en los que pasó tiempo junto a los integrantes de Nxivm será el escenario de la víctima para contar su experiencia y los recuerdos dolorosos de los siete años que vivió en la secta”.

La actriz publicó a finales de 2018 el libro “Captive”, narrando las atrocidades que las esclavas, entre las que ese encontraba su hija, vivían: palizas diarias, jornadas enteras sin comer, obligadas a hacer votos de obediencia, violaciones… Cuando las captadas se daban cuenta de lo que sucedía y querían abandonar, eran amenazadas con desvelar los secretos más oscuros de sus familias.

“Fui la primera mujer de mi grupo de esclavas en ser marcada. El olor que provenía del bolígrafo cauterizador que quemaba mi carne era tan intenso que llenó toda la casa. Fue una tortura, pero aún así aguanté», explica India Oxenberg sobre el día que la marcaron con las iniciales del fundador de la secta, una práctica habitual de Nxivm. Por aquel entonces ella solo tenía 19 años”

La protagonista de la serie “Smalville”, Allison Mack, fue quien introdujo en la secta a India Oxenberg. “Esta le hizo pasar un infierno: solo le permitía comer 500 calorías al día y la castigaba cuando no obedecía. Fue tal que se le cayó el cabello y la regla no le venía por su mala salud”.

Con información de ABC Gente y Estilo y Sin Embargo