Plan integral para Tabasco se basará en 4 ejes: desazolve, manejo de presas, mejoramiento urbano y atención a damnificados

Después de una reunión a la que asistieron los gobernadores de los estados de Tabasco y Chiapas, además de funcionarios federales de la CFE, Secretaría de Energía y SEDATU para en atender la emergencia por las inundaciones en el sureste.
En dicha reunión se fijó un plazo de 10 días para elaborar el plan integral y solucionar a fondo las recurrentes afectaciones.

Una vez determinadas las acciones necesarias, se definirán costos para adquirir dragas, desazolvar ríos, construir infraestructura para evitar nuevas emergencias e instrumentar planes de mejoramiento urbano. La Comisión Nacional del Agua y el gobierno del estado definirán el impacto que tendría el desazolve y, a partir de ello, definir las obras de infraestructura para prevenir inundaciones. “La CFE trabajará en la definición de un manejo integral de presas, comentó la secretaria de Energía”, Rocío Nahle.

En ese sentido, el secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Román Meyer, adelantó que se elaborará un plan para reconstruir viviendas en zonas en las que no se vuelvan a inundar. La visión es de prevención, añadió, que tiene que ver mucho con el tema urbano: donde sí, donde no urbanizar.

Meyer explicó que se deberán actualizar los instrumentos de planeación de los gobiernos municipales para que a corto y mediano plazos esto no vuelva a ocurrir y empecemos a edificar las viviendas en zonas donde aseguremos en la medida de lo posible que no se vayan a inundar, añadió al salir de Palacio Nacional.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseveró que la emergencia que se enfrenta en Tabasco se deriva de lluvias intensas no registradas desde hace 50 años.

“Estamos esperando que pase la emergencia, porque todavía -hasta ayer- se estaba trasladando gente, familias a albergues para hacer censos casa por casa y entregar de manera directa los apoyos”

Ante los cuestionamientos de la suficiencia de recursos para damnificados tras la desaparición del Fondo Nacional de Desastres (Fonden), sostuvo que no faltará dinero para atenderlos, porque ahora es todo el presupuesto, porque el famoso Fonden era un hoyo negro de corrupción, por lo que están presentadas denuncias en la Fiscalía General de la República por cómo lo manejaban.

Frente a las críticas por el supuesto mal manejo federal a la atención de la emergencia, López Obrador respondió: “tenemos nuestra conciencia tranquila, tengo un tribunal, que es el que me juzga, y ese tribunal es mi conciencia. Si no la tuviese tranquila, pues no podría gobernar.”

Plan se basará en 4 ejes

El mandatario federal describió que la construcción del plan para Tabasco se basará en cuatro ejes:

  • Desazolve de los ríos, cambios en el manejo de las presas en Chiapas para que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) pueda turbinar en sus hidroeléctricas y esto impida la saturación de agua, plan de mejoramiento urbano en los municipios afectados y, en lo inmediato, atención a los damnificados mediante programas sociales.
  • El secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Román Meyer, adelantó que se elaborará un plan para reconstruir viviendas en zonas en las que no se vuelvan a inundar. La visión es de prevención, añadió, que tiene que ver mucho con el tema urbano: donde sí, donde no urbanizar.
  • De igual manera, Meyer explicó que se deberán actualizar los instrumentos de planeación de los gobiernos municipales “para que a corto y mediano plazo esto no vuelva a ocurrir y empecemos a edificar las viviendas en zonas donde aseguremos en la medida de lo posible que no se vayan a inundar”, añadió al salir de Palacio Nacional.
  • A la reunión asistió Rutilio Escandón, gobernador de Chiapas, que también enfrenta problemas de inundaciones.

Con información de: La Jornada

error: Content is protected !!