Para poder costear su elección interna, el PRI hipotecará su edificio en la Cd de México

El Partido Revolucionario Institucional, antes acostumbrado a derrochar el dinero, después de la debacle que le ocurrió el pasado 1ro de julio, tendrá que hipotecar uno de sus edificios más importantes en la Ciudad de México.

Fue durante una reunión extraordinaria del Consejo Político Nacional, que acordaron hipotecar su edificio de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) para financiar sus elecciones internas a celebrarse en unos meses.

La presidenta del CEN del PRI, Claudia Ruiz Massieu informó que para el proceso interno necesitan 100 millones de pesos , por lo que acordaron crear un crédito hipotecario al mencionado edificio el cual se ubica en las calles de Lafragua y Plaza de la República en la Ciudad de México.

El PRI no tiene dinero para derrochar

Anteriormente, el PRI había solicitado al Instituto Nacional Electoral (INE) que se encargara de la elección interna en la que se elegiría a la sustituto (a) de Claudia Ruiz Massieu, sin embargo, ante la imposibilidad de pagar los 230 millones de pesos que les propuso el INE, decidieron organizar el proceso interno, el cual tendrá un costo aproximado de 80 a 100 millones de pesos.

El Senador priista por parte de Veracruz reconoció que están con el tiempo encima y sin recursos, además reprocho el actuar de la actual presidenta, Claudia Ruiz Massieu:

Tenemos problema de los tiempos, el INE dijo que se requerían cuatro meses para organizar la elección y se acortó a dos. El PRI no tiene dinero para invertir en esta elección, que será costosa, de varios millones de pesos. Sumado a que la convocatoria no la debió emitir el Consejo Político Nacional sino la Comisión de Procesos Internos.

Yo no voy avalar estas decisiones de tropiezos, de cambios de direcciones que ha tenido Claudia Ruiz Massieu. Mejor que valore renunciar a la dirigencia, ya bastante daño le ha causado al PRI. Además, en un acto de dignidad debería regresar al Senado, ya que por traer doble cachucha no destacó en ninguna parte, subrayó.

Cabe destacar que quienes han manifestado su interés de dirigir al PRI en, tal vez su etapa más difícil para hacerlo resurgir como en 2012, son Ivonne Ortega, exgobernadora de Yucatán; Lorena Piñón Rivera, exdelegada de la Secretaría de Relaciones Exteriores en Veracruz; José Narro, exsecretario de Salud y exrector de la UNAM; Ulises Ruiz, exgobernador de Oaxaca; Alejandro Moreno, gobernador de Campeche, y José Ramón Martel, exdiputado federal.

Con información de El Heraldo