SinLineaMX - Live

Durante la conferencia mañanera de este martes, el Presidente Andrés Manuel López Obrador y el Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, informaron de los planes y acciones que están en marcha para reforzar el sistema de salud mexicano y así cumplir con las reformas al artículo cuarto constitucional, publicadas en el Diario Oficial de la Federación (DOF) en mayo de 2020, para que finalmente se pueda garantizar que la atención médica y medicamentos sean gratuitos para todos los mexicanos.

“Calculo que nos va a significar una inversión de unos 200,000 millones de pesos el dejar el sistema de salud como lo estamos imaginando”, dijo el mandatario.

Y es que ha tomado dos años desmantelar el sistema de corrupción creado alrededor de la salud en México, donde solamente 3 empresas mantenían el control del 60 por ciento de un presupuesto superior a los 100 millones de pesos mediante el tráfico de influencias, vendiendo al Estado medicamentos a sobreprecio, de mala calidad y controlando el flujo de los productos. Pero estas empresas, al ver cancelados sus abusivos privilegios, crearon una campaña de desinformación y una guerra legal, llegando al grado de utilizar a los niños con cáncer.

Sin embargo, ahora que la pandemia ha disminuido considerablemente, el titular del Ejecutivo Federal señaló que los esfuerzos se concentrarán en mejorar el sistema de salud, para cumplir con el artículo cuarto constitucional que establece que “toda persona tiene derecho a la protección de la salud… La Ley definirá un sistema de salud para el bienestar, con el fin de garantizar la extensión progresiva, cuantitativa y cualitativa de los servicios de salud para la atención integral y gratuita de las personas que no cuenten con seguridad social”.

Y es por eso que, informó el Jefe del Ejecutivo, se decidió que “el mismo equipo que trabajamos para enfrentar la pandemia, todas las dependencias del gobierno, el sector salud, más la Defensa Nacional, la Marina, los institutos de salud, todos juntos estamos fortaleciendo el sistema de salud para población abierta, para los que no tienen bienestar social, que son alrededor de la mitad de los mexicanos, y la gente también más pobre, más necesitada”.

López Obrador agregó que la estrategia consiste en “rehabilitar hospitales, centros de salud, equiparlos, de que no falten los médicos, los especialistas, las enfermeras, los trabajadores de salud, que haya médicos todo el tiempo en los centros de salud, de los hospitales, que no sea solo de lunes a viernes y que no se pueda uno enfermar el fin de semana, que no falten los medicamentos y que toda esta atención sea gratuita, ese es el plan”.

“Para que tengan una idea, cuando se decidió comprar las vacunas se utilizaron 45 mil millones de pesos. Entonces yo calculo, en términos muy generales, que nos va a significar una inversión de alrededor de 200 mil millones de pesos el dejar el sistema de salud como lo estamos imaginando”, comentó.

Por su parte, Zoé Robledo informó que se han estado firmando convenios con los sistemas de salud estatales al Modelo de Atención Integral a la Salud de IMSS-Bienestar, para que exista una coordinación para otorgar atención médica a los mexicanos sin seguridad social y así atender a la población que carece de este tipo de servicio.

“Ese es el trabajo que nos ha encomendado el presidente López Obrador y que se ha hecho con todo el equipo de salud, con todo el Sector Salud, desde el diseño y la actualización de este Modelo de Atención Integral a la Salud, el enfoque preventivo que es clave y, desde luego, la incorporación de trabajadoras y trabajadores con mucha vocación, que van a hacernos falta para levantar el sistema de salud estado por estado”, dijo el Director General del IMSS.

Pero, a los estados que no acepten incorporarse al modelo del IMSS-Bienestar, se les entregarán los recursos para que operen sus propios sistemas, aunque se les exigirá que transparenten el destino de esos recursos.

“En la medida de que va a ir federalizándose el sistema de salud nos vamos a ir dando cuenta quiénes no van a participar y los ciudadanos de esos estados estoy seguro que van a pedir cuentas, que informen quién está vendiendo los medicamentos, a quién le compran los equipos, la transparencia es una regla de oro de la democracia”, advirtió.

“Todo juntos estamos fortaleciendo el sistema de salud para población abierta, los que no tienen seguridad social, que son alrededor de la mitad de los mexicanos y la gente también más pobre, más necesitada”.

“Es rehabilitar hospitales, centros de salud, equiparlos, que no falten médicos, enfermeras, trabajadores de la salud, que haya médico todo el tiempo en los centros de salud, que no sea sólo de lunes a viernes y que no se pueda uno enfermar en fin de semana. Que no falten medicamentos y que esta atención sea gratuita”, agregó el mandatario federal.