El padre del alcalde en Miguel Hidalgo, amagó esta tarde, con un arma banca, a una persona representante de las autoridades capitalinas que pretendían ejecutar una orden de clausura al establecimiento “Taquería Don Eraki”, propiedad de la familia del funcionario Mauricio Tabe.

Esto sucede luego de que vecinos de la colonia Escandón interpusieron una queja ante la Contraloría General de la Ciudad de México contra el alcalde de Miguel Hidalgo, Mauricio Tabe Echartea, por un posible conflicto de intereses, debido a que él y miembros de su familia son socios de un local comercial que presuntamente viola el uso de suelo.

Y es que, al parecer, el alcalde utilizó su influencia para lograr que la Dirección Ejecutiva de Registros y Autorizaciones de la Alcaldía concediera un permiso para obras de mantenimiento y/o reparaciones generales, que se iniciaron en noviembre pasado en el inmueble ubicado en la calle Progreso 172.

Sin embargo, los vecinos señalan que el local no cuenta con permisos y autorizaciones que la normatividad exige, por lo que consideran irregular que abra un negocio familiar, tacos árabes Don Eraki, que además está al frente de la alcaldía y en un predio con uso de suelo habitacional o embajadas, representaciones oficiales y oficinas consulares, pues el certificado de zonificación para usos de suelo permitidos de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda establece la posibilidad de que ahí funcione una guardería, jardín de niños, escuelas para niños atípicos o casetas de vigilancias, pero no negocios.

Así, varios vecinos señalaron que Tabe está involucrado en un escándalo por construcciones irregulares y la edificación de cuatro proyectos en Francisco Murguía 86, que llevó a la suspensión temporal del director de Gobierno y Asuntos Jurídicos de la alcaldía, César Garrido, por el levantamiento injustificado de una suspensión y retiro de sellos.

Al darse a conocer el video en redes, el panista aseguró que se trata de persecución en su contra.

“Desde ayer comenzaron una campaña para atacar e intimidar a mi familia. Inventaron que tiene un negocio “ilícito” de tacos y que formo parte de él. Usan las instituciones para oficializar sus mentiras. Su desesperación no tiene límites”.

Advertisement