Nuevos dueños de AHMSA devolverán los 200 mdd que Ancira y Lozoya habrían robado a PEMEX

¡Buenas noticias! El grupo Alianza Minerometalúrgica Internacional, nuevo dueño de Altos Hornos de México, se comprometió a reparar el daño al Gobierno federal que resultó de la venta de la planta chatarra Agronitrogenados a Pemex.

De acuerdo con Sin Embargo, la empresa, Alianza Minerometalurgica Internacional, compró el 55% de las acciones de Grupo Acerero del Norte (GAN), controladora de Altos Hornos de México, y se comprometió a pagar al Gobierno federal el sobreprecio de la venta de la planta de Agronitrogenados.

El sobreprecio de la planta se ha estimado en 200 millones de dólares, dinero que el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha reclamado en distintas ocasiones por la compra que hizo Petróleos Mexicanos en 2013, con Emilio Lozoya como titular y Alonso Ancira como presidente de Altos Hornos.

El medio citado señala que Infosel informó que el pago al Gobierno mexicano forma parte de la compra de acciones de GAN por parte de la Alianza Minerometalúrgica Internacional (AMI), que ayer se anunció.

“El grupo AMI se compromete a la reparación del daño al Gobierno federal que resultó de la venta de Agronitrogenados, que no quede duda”, dijeron representantes de la empresa citados por Infosel.

La alianza está liderada por el empresario Julio Villarreal Guajardo, dueño de Grupo Villacero.

Cabe recordar que el Presidente López Obrador, reiteró el pasado 3 de noviembre, que su Gobierno espera que AHMSA pague los 200 millones de dólares que la administración de Enrique Peña Nieto desembolsó por la compra de la planta de Agronitrogenados.

“Planteamos, devuelvan los 200 millones de dólares y pueden utilizar eso ante el juez para que les ayude en su proceso legal“, expresó desde Palacio Nacional.

El Presidente expresó en esa ocasión, que la planta ya se puede poner a funcionar, pues de no hacerlo se volvería a convertir en chatarra, “como estaba, y ya se ha invertido mucho”, pues la operación fue de cerca de 800 millones de dólares, con el pago de 350 millones de dólares, además “se le invirtieron como 400 millones adicionales para echarla a andar porque estaba inservible, tenía 20 años sin uso. Eso no se debió comprar”.

Sin embargo refiere que que Francisco Orduña, vocero de AHMSA, afirmó que Ancira y su familia habían considerado que si ellos eran un obstáculo para recapitalizar Altos Hornos de México, preferían salirse.

Con información de Sin Embargo