No ganó el odio: Covid de AMLO genera apoyo masivo en redes sociales

Pese a que los opositores al gobierno de la 4T, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, señalen que “todo está mal”, con el cinismo que los caracteriza, ese mismo con el que pretenden cubrir las cochinadas de los antiguos gobiernos, lo cierto es que son más los mexicanos que apoyan al presidente y que confían en el proyecto de transformación nacional.

Para contextualizar lo anterior, cabe señalar que el pasado domingo AMLO señalara que contrajo Covid-19, sin embargo, subrayó que los síntomas son leves. Asimismo, en días posteriores el canciller Marcelo Ebrard y Olga Sánchez Cordero, informaron que la salud del mandatario nacional va mejorando de buena manera, y que el mandatario presenta un “buen semblante y ánimo”.

Sin embargo, cientos de miles de mexicanos hicieron llegar sus buenos deseos, plegarias y vibras a AMLO a través de las redes sociales. De acuerdo con la Presidencia de la República, que presentó un informe sobre el impacto que tuvo en las redes sociales el contagio de Covid-19 del presidente Andrés Manuel López Obrador, en el que se registraron, solamente durante el día lunes, 930 mil tuits, de los cuales 830 mil fueron positivos y solo cien mil negativos.

Al respecto, Jesús Ramírez Cuevas, coordinador de Comunicación Social de la Presidencia de la República, se refirió a estos números. “Una muestra de humanidad y solidaridad ante las campañas de odio. México necesita preservar la libertad y promover el amor al prójimo”, escribió en su cuenta de Twitter.

Cerca de 930mil tuits: 830mil fueron positivos y solo 100mil negativos. Una muestra de humanidad y solidaridad ante las campañas de odio.

Asimismo, además de los simpatizantes mexicanos que le desearon pronta recuperación, también sus más fieles opositores, entre ellos Margarita Zavala, Felipe Calderón y el polémico Chumel Torres.

Además, presidentes alrededor del mundo enviaron mensajes de aliento y solidaridad, entre los que destacan Nicolás Maduro, de Venezuela; Justin Trudeau, de Canadá; Alberto Fernández, de Argentina, y Juan Orlando, de Honduras, entre muchos otros.