En conferencia de prensa, hoy fue cuestionado el Presidente de México, sobre el futuro del Tren Maya, en caso de que gane la gubernatura un opositor.
El mandatario federal señaló que independientemente del gobierno que llegue a Quintana Roo luego de las próximas elecciones, la obra seguirá adelante.
Ya que “el Tren Maya es una obra federal, no podría ningún gobierno estatal detenerlo”.

Cuestionado sobre la posibilidad de que el gobierno entrante de la oposición, no respalde el proyecto, el mandatario expresó que “puede ser que lo usen de bandera política, diciendo que ‘si gano voy a detener el tren maya’, yo les recomendaría que no lo hicieran porque la gente quiere el tren maya”.

Dio a conocer además, que para la realización del aeropuerto de Tulum, los ejidatarios donaron los terrenos e indicó:
“se portaron con una nobleza que conmueve, me mandaron una carta diciendo que ellos apoyan todo”.

Con información de La Jornada